Avi Schiffmann ha estado demorando sus deberes del colegio, pero tiene una buena excusa. El joven de 17 años es el creador de una de las herramientas de rastreo del coronavirus más visitadas en el mundo, que según él ahora ocupa “el 100%” de su tiempo libre.

La pandemia del coronavirus no parece que vaya a terminar pronto, y Schiffmann tiene previsto continuar activamente su seguimiento hasta el final. Mientras la página esté en funcionamiento, dice que seguirá trabajando en ella y añadiendo nuevas funciones. Una vez que la pandemia termine por completo, desactivará los servidores y quizás construya una página que compare COVID-19 con el SARS o la gripe de 1917. Cree que podría ser una muestra histórica del coronavirus que la gente podría consultar.

El sistema de rastreo de coronavirus de Avi Schiffmann es una ventanilla única para encontrar toda la información sobre COVID-19 que una persona corriente podría querer saber. Se actualiza constantemente con estadísticas de países de todo el mundo sobre infecciones, muertes, curados y porcentajes de evolución, utilizando datos obtenidos de la OMS y fuentes gubernamentales. El sitio ofrece con frecuencia nuevas funciones, como la nueva calculadora de la tasa de supervivencia. También tiene las infecciones desglosadas en un mapa y páginas con información básica sobre el virus, incluyendo consejos para la higiene de las manos y una lista de síntomas del virus.

La web de seguimiento del coronavirus. ncov2019 

La web de seguimiento del coronavirus. ncov2019 

Aunque Schiffmann está orgulloso del trabajo que ha hecho, no quiere convertirse en un modelo de cómo ganarse un nombre durante una pandemia. “En el futuro, espero que se presione a la OMS” para hacer una herramienta como esta, dice, “la responsabilidad no debería recaer en un chico cualquiera, pero es obvio que la gente quiere conocer las estadísticas“.

Y es una gran responsabilidad. La noche antes de que habláramos, Schiffmann me dijo que había estado despierto hasta las 7 de la mañana arreglando un problema con el panel de la web. Estima que ha invertido por lo menos varios cientos de horas en el sitio, y una vez incluso estuvo despierto durante 50 horas seguidas. “Se ha apoderado de mi vida”, reconoce, aunque se apresura a añadir que “con gusto asumirá la presión”.

Debido a que el rastreador cubre todo el mundo, siempre hay alguien que lo está comprobando. Todos los días, dice que el sitio web recibe visitantes de todos los países del mundo, lo cual “es genial”, pero no pasa mucho tiempo mirando los números. Si está durmiendo cuando algo va mal en el sitio, se despierta con cientos o miles de mensajes.

Es una responsabilidad que se toma muy en serio.

“Yo era un estudiante de secundaria terrible cuando esto se volvió realmente popular, falté dos semanas al colegio para centrarme en la web y hacerla funcionar”.

La web de seguimiento del coronavirus. ncov2019 

La web de seguimiento del coronavirus. ncov2019

El panel es muy popular, con unos 30 millones de visitantes al día, y 700 millones en total hasta ahora, por lo que no es sorprendente que Schiffmann haya recibido ofertas para poner anuncios en la página web. Una oferta en particular habría comprometido a Schiffmann a mantener la página a cambio de 8 millones de dólares, la cual rechazó, y dice que probablemente podría haber ganado más de 30 millones de dólares si hubiera puesto sus propios anuncios, pero dice que ese no es el objetivo de la página.

“Sólo tengo 17 años, no necesito 8 millones de dólares… no quiero ser un aprovechado”, dice. Al principio, se mostraba bastante reacio a hablar de los anuncios, sobre los que dice que todo el mundo pregunta. Luego, explicó su razonamiento. Schiffmann dice que no quería que las ventanas emergentes arruinaran la interfaz de usuario, lo cual sería algo que estaría fuera de su control si vendiera la página. No quiere que se le obligue contractualmente a mantener la página o a hacer cambios con los que no esté de acuerdo.

En concreto, sabe que muchos de sus visitantes de todo el mundo no tienen conexiones de internet muy rápidas, así que incluir anuncios ralentizaría el sitio e incluso lo haría inutilizable para ellos. Él ha puesto un botón para hacer donaciones en la página web, aunque por supuesto no llegan a los 8 millones de dólares.

“No quiero que deje una mancha para el futuro… la gente piensa que me arrepentiré de esa decisión, pero planeo hacer muchas cosas en el futuro”.

Schiffmann tiene grandes planes para su futuro. Ya ha recibido ofertas de trabajo, incluyendo una de Microsoft, pero no está interesado en aceptar uno de esos trabajos ahora, además quiere seguir con sus propios proyectos y “lo último que quieres hacer es programar más” después de un día de trabajo programando.

En cambio, se preocupa más por las conexiones que ha hecho con el proyecto. “Ahora conozco un montón de fondos e inversores… si empezara una compañía mañana, al menos leerían mi plan de negocios.”

Una de sus conexiones más interesantes hasta ahora ha sido la empresa de seguridad Cloudflare, que Schiffmann utiliza para proteger el sitio contra los ataques DDOS. El CEO Matthew Prince le tuiteó, y la compañía envió algunas camisetas de Cloudflare.

En cuanto a su relación soñada, Schiffmann dice que le gustaría hablar con Bill Gates, y está especialmente interesado en la intersección de la tecnología y la salud pública.

*Artículo original publicado en Business Insider