Si tu contraseña es una sola palabra, lo estás haciendo mal: es hora de actualizarla y pasar a una contraseña compuesta por una frase“, es decir, que tenga varias palabras.