Salud

Un estudio revela que la yuca puede paliar el hambre en el mundo y rejuvenecer los suelos

Un estudio revela que la yuca puede paliar el hambre en el mundo y rejuvenecer los suelos

La yuca es una nutritiva raíz que podría ayudar a aliviar el hambre en el mundo, según un nuevo estudio. Además, su capacidad para devolver a la vida los suelos empobrecidos puede ayudar a los agricultores a mejorar los cultivos.

La yuca -Manihot esculenta- también denominada mandioca, aipim, guacamota, casabe, casava o lumu es un arbusto perenne de la familia de las euforbiáceas extensamente cultivado en América, África y Oceanía. Sus raíces con almidones de alto valor alimentario tienen parte de la llave para paliar y combatir el hambre en el mundo y el desafío alimentario que el planeta afronta durante las próximas décadas, según revela un nuevo estudio publicado en la revista Conservation Science and Practice.

También apodada como “raíz de Rambo”, la investigación apunta a que la planta podría ayudar a aliviar el hambre en el mundo, proporcionar una agricultura económicamente viable e incluso poner fin a la erosión del suelo. Es rica en calorías, vitaminas y minerales y su cultivo tolera bien el aumento de temperaturas que vendrá aparejado con el cambio climático.

Qué es la chirivía, la desconocida prima de la zanahoria de espléndido sabor

Actualmente esta raíz ya constituye un alimento básico de muchas comidas caribeñas y sudamericanas, y prosperará en condiciones demasiado difíciles para muchas otras plantas. Su ventaja no es solo esa, sino que tiene granm capacidad para revivir la tierra degradada y hacerla productiva de nuevo, “generando numerosos impactos socioeconómicos y ambientales positivos con un manejo adecuado de los cultivos”, según apunta Maria Eliza Villarino, autora principal del informe e investigadora de la Alianza de Bioversity International y la Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).

Se estima que el 40% de la tierra en Colombia sufre degradación, por lo que puede servir como un buen campo de pruebas para explorar las diferentes posibilidades a las que podría conducir el cultivo de yuca. Los suelos revividos pueden reutilizarse para cultivos comerciales como café o chocolate, maíz o soja, teniendo mucho cuidado de no perpetuar la deforestación, algo que sucede con el mercado mundial de la soja, cuya producción se reparte en un 80% entre Estados Unidos, Brasil y Argentina. Casi un 90% de las granjas de soja se destinan a ganado, poniendo en peligro lugares como la selva amazónica.

El siguiente gráfico muestra el nivel de deforestación en la Amazonía brasileña de 2004 a 2020. 

deforestación de Brasil

Las tasas de deforestación en Brasil alcanzaron su nivel más alto en más de una década el año pasado. Crédito: Statista

“Reconocemos que aumentar la producción de cualquier producto básico corre el riesgo de aumentar la deforestación y la pérdida de biodiversidad, y necesitamos hacer más investigaciones”, dijo Augusto Castro Nunez, un especialista en uso de la tierra y clima de la alianza, en el artículo de PhysOrg.

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.