Salud

Médicos británicos recetan horticultura para tratar depresión y ansiedad

Médicos británicos recetan horticultura para tratar depresión y ansiedad

El hospital inglés de Cornbrook en Manchester es pionero en recetar a los pacientes con problemas de ansiedad y depresión terapia de horticultura en las propias instalaciones del centro. El contacto con la naturaleza evidencia mejoras.

Estudios recientes vinculan el contacto con la naturaleza durante la infancia con una mejor salud mental en la edad adulta. También la luz natural previene depresión, insomnio, déficit de vitaminas o fatiga visual. El contacto con la tierra, la socialización y la práctica de actividad física al aire libre nos procura beneficios notables tanto en el plano físico como en el mental y emocional.

Tanto es así que a Occidente ha llegado Shinrin-yoku, o terapia de los baños de bosque, la técnica japonesa basada en dos horas de paseo relajado en entornos arbóreos con ejercicios de respiración adecuados orientados por monitores especializados. También en lugares como Escocia se han popularizado las ecoterapias, recetadas por profesionales médicos, con actividades que oscilan desde observar pájaros a practicar senderismo en zonas verdes.

Una bacteria es responsable de que trabajar en el huerto te haga tan feliz

Entre sus efectos positivos destacan la mejora del sistema inmune, la producción de endorfinas, el menor riesgo de padecer diabetes, obesidad y enfermedades del corazón o la lucha contra el estrés o el insomnio.

Dado que en los últimos tiempos no han parado de proliferar los huertos urbanos compartidos -París acogerá próximamente uno de 14.000 metros cuadrados-, hoy toca hablar de una iniciativa pionera incentivada en el hospital de Cornbrook en Manchester, el primer consultorio en recetar “vegetación” a sus pacientes para ayudarlos a tratar la ansiedad y la depresión.

El proyecto se ampara en la idea de que estar rodeado de la naturaleza, incluso algo tan simple como una sola planta, puede tener beneficios para la salud. Para ello trabajan con Sow the City, una organización local sin ánimo de lucro que trabaja con médicos y hospitales para agregar terapia hortícola. “Ofrecemos un tipo de proyecto comunitario dentro del consultorio del médico para que las personas puedan reunirse y cultivar los alimentos y la jardinería junto con otros pacientes”, apunta Jon Ross, director de la organización.

Imagen | Sow The City

Si bien la idea de recetar una planta es nueva, la organización sin fines de lucro ha estado trabajando con los proveedores de atención médica en jardinería durante un par de años. En un hospital que trata a pacientes con enfermedades mentales a largo plazo estableció un programa llamado “Camas de hospital” que agrega camas de vegetales elevados para pacientes en los terrenos del hospital para que los pacientes tengan el beneficio de pasar tiempo al aire libre y socializar.

También incentivan huertos urbanos para mejorar el acceso a frutas y verduras frescas en vecindarios de bajos ingresos.

Al establecer este nuevo programa en las clínicas, la organización sin fines de lucro trabaja con médicos y pacientes para decidir qué tipo de jardín tiene sentido, un huerto o simplemente un lugar para relajarse, organizando las sesiones pertinentes para capacitar a los pacientes en jardinería. Las hierbas y hortalizas que recetan los consultorios médicos son fáciles de cuidar.

Fuente | Fast Company

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.