Salud

Fumar al volante en España pronto podría estar prohibido por ley

Fumar prohibido en España

Fumar en el coche en España podría pasar a ser cosa del pasado, incluso dentro de los vehículos privados. Así lo anunciaba recientemente la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, planteándose la posibilidad de legislarlo.

Una de cada diez muertes -el 11,5% en 2015- en el mundo obedece al tabaquismo, un mal relacionado con enfermedades como diversos tipos de cáncer -pulmón, lengua, garganta o esófago-, infartos, problemas cardiovasculares o derrames cerebrales. En España, el tabaco se lleva al otro barrio a 50.000 personas al año y supone el 6% del gasto sanitario. Son evidencias de un problema de salud global que intenta ser atajado mediante impuestos, leyes de prohibición, herramientas educativas y campañas de concienciación. Mientras, la prevalencia sigue siendo alta: una cuarta parte de la población española fuma.

Pronto, un nuevo espacio libre de humos podría ser el de los coches privados, ya que el Ministerio de Sanidad contempla a medio plazo la posibilidad de implantar una medida para prohibir que se fume en el interior de los vehículos. Como recogía el diario El Mundo, la ministra María Luisa Carcedo espera “líneas en el conjunto de la UE” y por el momento, desea financiar este año y el próximo tratamientos para dejar de fumar.

Por qué engordamos cuando dejamos de fumar, según la ciencia

Aunque en España no hay normativa específica que siente esta prohibición, la persona que conduce puede ser multada si la Policía considera que está dejando de prestar atención a la carretera por fumar. Lo hace aplicando el artículo 18.1 del Reglamento de Circulación, que dispone que “el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad y la del resto de los ocupantes u otros usuarios de la vía”. Este tipo de distracción está considerada falta leve e implica una sanción económica de 100 euros.

Las autoridades sanitarias recomiendan no fumar en el interior del coche especialmente si viajan en él mujeres embarazadas o menores. En países como Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda, Francia, Grecia, Chipre o Austria sí que se recoge la prohibición, mientras que fuera de nuestro continente, Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica o Australia también prohíben el tabaquismo dentro del coche y en presencia de niños.

Por otro lado, no solamente hay que tener en cuenta el proceso de fumar el cigarro, sino su encendido y apagado, que según la DGT nos distraer durante cuatro segundos como mínimo, implicando menos control a altas velocidades y la posibilidad de que la ceniza merme nuestra visión. Si arrojas una colilla por la ventanilla te podrán caer 200 euros, además de la retirada de cuatro puntos por riesgo de incendios, especialmente grave y acusado en verano.

Fuente | El Mundo

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.