Salud

5 efectos secundarios negativos de seguir la paleodieta

paleo

Estos son cinco de los riesgos que entraña poner en práctica la dieta paleolítica o paleodieta. una tendencia popular en los últimos años junto a otras como la keto.

La paleodieta pretende retornar a los alimentos que nuestros antepasados de las cavernas, los cazadores-recolectores, comían: se basa en consumir carne, pescado, marisco, frutos secos, y raíces, excluyendo cereales, legumbres, lácteos, sal, almidones y aceites procesados. Se trata por lo tanto de una dieta muy baja en carbohidratos, en la que hasta un 60% de las calorías diarias proceden de las proteínas.

Estas son las dos únicas dietas que funcionan para perder peso a largo plazo

Las dietas lowcarb, especialmente aquellas muy estrictas en torno a este macronutriente, implican varios peligros a largo plazo: pueden acortar la vida y perjudicar a tu corazón. En general, los patrones de alimentación desequilibrados pueden provocar una baja inmunidad, deficiencias de nutrientes y otros posibles riesgos para la salud, como el daño renal.

Si bien la paleodieta promete ayudar a perder peso, reducir la presión arterial y controlar el azúcar en la sangre, son varios los estudios que muestran diversos efectos secundarios a largo plazo debido a su naturaleza desequilibrada.

5 efectos secundarios negativos de la paleodieta

  • Disminución de los niveles de energía: Una disminución brusca de la ingesta de carbohidratos puede provocar letargo y debilidad. Al ser una fuente primaria de energía en nuestro cuerpo, evitar los carbohidratos o reducirlos al mínimo durante largos períodos a menudo causa dolores de cabeza, fatiga, irritabilidad y, finalmente, hace que el cuerpo entre en modo de inanición. Con la falta de lo adecuado, el cuerpo recurre a la grasa corporal y los músculos para obtener energía, lo que resulta en la descomposición de la masa muscular
  • Hipotiroidismo: Las dietas bajas en carbohidratos como la dieta paleo también pueden suprimir el apetito con el tiempo. Hace que el cuerpo muestre síntomas de hipotiroidismo, como fatiga, lentitud y sensibilidad al frío. Si el cuerpo está perdiendo mucho peso, sucede que el organismo comienza a regular a la baja las funciones de la tiroides para ahorrar y mantener la energía.
  • Trastorno de la salud intestinal de forma temporal: El intestino debe trabajar duro para adaptarse al nuevo conjunto de hábitos y a los cambios en los macronutrientes.
  • Exceso de proteínas: Son sumamente necesarias, pero tampoco debes pasarte. Además, las personas que incluyen en su paleodieta elevadas proporciones de proteína animal suelen consumir alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol, lo que supone mayor riesgo de tener niveles altos de colesterol, enfermedades renales y cardíacas, así como ciertos tipos de cáncer como el colorrectal
  • Nivel bajo de azúcar en sangre: La adopción de una dieta paleo puede aumentar el riesgo de hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en sangre, especialmente en quienes consumen insulina o medicamentos similares. Se recomienda encarecidamente consultar a un médico para mantener los niveles requeridos durante la dieta.

Lo más recomendable a la hora de seguir una dieta baja en carbohidratos es apostar por una versión ligeramente low carb de la dieta mediterránea o DASH, siempre consultando con profesionales antes de llevar a cabo un cambio brusco.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.