Salud

5 beneficios secretos de las coles (y recetas para que te gusten más)

Calles vacías que esconden secretos, ruinas con encanto que provocan escalofríos, castillos abandonados, calles bajo las aguas o viviendas atravesadas por súbitas enfermedades. Estos son cinco de los pueblos más terroríficos de España.

En la infancia es una verdura que solemos rechazar, pero lo cierto es que las coles son una familia de hortalizas rica en nutrientes y con la que puedes preparar platos sanos y deliciosos. ¿Quieres conocer sus ventajas para tu organismo?

La familia botánica de las coles se denomina Brassica oleracea: dentro de ella encontramos la brillante y morada col lombarada, las pequeñas y amargas coles de Bruselas, el repollo, la col romanesco, el brócoli o la coliflor. También forman parte de ella el colinabo y el colirrábano.  Algunas se prestan más para potajes y otras para salteados o consumo crudo en ensaladas, incluso para preparar fermentados como el chucrut.

5 alimentos ricos en betacaroteno para cuidar tu sistema inmune este otoño

Numerosas culturas europeas se identifican con diferentes coles, de las que dependía la vida durante los largos inviernos. Los romanos las apreciaban especialmente y elaboraron con ellas múltiples medicamentos. Destacan sus componentes antioxidantes, azufrados, nutrientes esenciales como las vitaminas del grupo B, la vitamina C, el betacaroteno o minerales como selenio, hierro, calcio, selenio, ácido fólico o potasio. Estos son sus valores nutricionales medios por cada 100 gramos:

  • Calorías: 25
  • Grasas totales: 0,1 g
  • Sodio: 18 mg
  • Potasio: 170 mg
  • Hidratos de carbono: 6 g
  • Fibra alimentaria: 2,5 g
  • Azúcares: 3,2 g
  • Proteínas: 1,3 g
  • Vitamina C: 36,6 mg
  • Calcio: 40 mg
  • Hierro: 0,5 mg
  • Vitamina B6: 0,1 mg
  • Magnesio: 12 mg

5 beneficios para la salud de las coles

  • Son anticancerígenas: Su riqueza en nutrientes protegen el hígado y reducen la incidencia de cánceres como el de pulmón, estómago, colon y piel. Algunos de sus componentes que previenen el cáncer son el lupeol, la sinigrina y el sulforafano, que estimulan la actividad enzimática e inhiben el crecimiento carcinógeno. Una estudio llevado a cabo en China demostró que el consumo de la col de repollo reducía significativamente la probabilidad de sufrir cáncer de mama.
  • Buenas para la piel y el pelo: El azufre que contienen las coles es vital para sintetizar la queratina, sustancia clave para el cabello, la piel y las uñas. También elimina toxinas, y la presencia del silicio es positiva para prevenir la caída del pelo y estimular su crecimiento.
  • Son digestivas gracias a la presencia de fibra. Alivian problemas gastrointestinales, previenen el estriñimiento y mejoran la digestión. Según destacan desde la web de Cuerpomente, la medicina natural sigue comendando el zumo fresco de repollo para las colitis, gastritis y úlceras de estómago y duodeno. Se recomienda aprovechar su potencial depurativo consumiéndolas crudas dos o tres veces por semana. 
  • Buena para la visión: La presencia de betacaroteno, especialmente en la col roja, contribuye a una estupenda visión y protección del tejido ocular contra el deterioro de los radicales libres. Otros nutrientes positivos que tiene para la vista son la vitamina E y la luteína, agentes contra las cataratas y la degeneración macular-.
  • Previene el envejecimiento y contribuye al bienestar: Su riqueza en minerales mejora el funcionamiento de nuestro cerebro, ayudando a preservar la destreza cognitiva, la memoria o la concentración. También ayudan al sistema nervioso, endocrino, óseo y circulatorio, mantiendo saludable la tensión arterial.

Recetas con coles

He aquí un buen puñado de ideas para disfrutar de la familia de las coles:

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.