TICbeat LAB

Cómo usar la técnica de Marie Kondo para reducir tu adicción al móvil

concepto adicción al smartphone movil

La técnica de Marie Kondo para organizar tu hogar se basa en 6 principios que también podemos aplicar para reducir nuestra adicción al smartphone. Descubre cómo.

A estas alturas probablemente ya hayas oído hablar de Marie Kondo. La experta en organización ya tiene un libro y una serie de Netflix donde explica sus reglas para ordenar tu hogar y vivir una vida más feliz.

En líneas generales, su técnica consiste en deshacerte de todo aquello que no te hace feliz, y de ordenar de manera lógica aquello que sí le aporta valor a tu vida.

Mientras que los principios dictados por Kondo están pensados para ordenar espacios físicos, algunos ya han extrapolado sus reglas a otros ámbitos. Es el caso de Todd Haselton, de CNBC, que decidió usar la técnica de Marie Kondo para organizar su iPhone.

3 claves del diseño de tu smartphone para que sea más adictivo

Curiosamente, las reglas que estipula la experta en organización pueden ser tremendamente eficaces a la hora de paliar nuestra adicción a las nuevas tecnologías, en concreto a nuestro smartphone. Veamos cuáles son los principios de Kondo y cómo podemos usarlos para reducir el tiempo que pasamos pegados a la pantalla.

  1. Comprométete con la organización: En primer lugar tienes que querer reducir tu adicción al smartphone. El primer paso en este caso va a ser librarte de todas esas apps que no hacen más que ocupar espacio. Para ello, accede a configuración y accede a la lista de apps en desuso – la mayoría de teléfonos deberían tener una función del estilo. Es decir, todas aquellas que nunca hayas usado o no hayas usado en los últimos meses. Cuando los borres habrás dado el primer paso para reducir tu adicción al smartphone, comprometiéndote a la práctica.
  2. Pregúntate qué te hace feliz: Ahora llega un paso algo más difícil. No solo tienes que deshacerte de lo que no usas, sino de lo que no te aporta felicidad. En este caso, vamos a analizar qué apps aportan positividad a nuestra vida. Si realmente no te hacen más feliz, elimínalos. En caso de que no puedas eliminarlos por motivos prácticos, apaga las notificaciones para que al menos juegue un rol menos relevante en tu vida.
  3. Imagina tu estilo de vida ideal: Pregúntate cual es tu imagen de vida ideal, ¿es vivir la vida a través de la pantalla de un móvil, o te gustaría disfrutarla más a través de los ojos? Si te cuesta despegarte de tu móvil, usa alguna app o configúralo para limitar el tiempo que puedes pasar en ciertas redes sociales, o impón bloqueos para que no puedas acceder al móvil durante ciertos periodos.
  4. Revisa y finaliza la limpieza: Vuelve a repetir el segundo paso, revisando bien que no hayas dejado ninguna app que no te aporte valor en tu teléfono. Puede que dando una segunda vuelta identifiques cosas que no viste la primera vez.
  5. Organiza por categorías, no ubicación: Es hora de organizar las apps restantes. Para ello, crea carpetas en tu teléfono con distintas categorías. Por ejemplo, una de comunicación, otra de finanzas, otra de noticias, etc.
  6. Sigue el orden correcto: Una vez tengas las carpetas, decide donde debería ir cada app. Después, puedes priorizar las distintas carpetas colocando algunas en la pantalla de inicio, y dejar otras en un segundo plano. Todas las apps consideradas menos adictivas deberían ser menos accesibles que aquellos que realmente te aportan valor.

Organizar nuestro smartphone de esta manera nos ayuda a convertirlo en una herramienta útil en nuestro día a día, en vez de una mera adicción.

Te recomendamos

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.