Innovación

Una misteriosa bola de fuego azul sobre Australia desconcierta a los astrónomos

Para incrementar el peso de la proteína en tu dieta y apostar por snacks saludables y ricos en nutrientes en lugar de procesados, te traemos algunas ideas de aperitivos proteínicos para picar entre horas.

Este lunes un extraño rayo de luz azul cruzó el cielo al oeste de Australia, siendo avistado por los más noctámbulos y sorprendiendo a la comunidad de astrónomos.

Los que siempre miran al cielo y amantes de la astronomía estarán sorprendidos de esta espectacular observación notificada esta semana: en la remota región de Pilbara, así como en el Territorio del Norte del país y en el sur de Australia, donde se observó una bola de fuego azul surcando el cielo a la una de la madrugada. Muchos curiosos capturaron el fenómeno en vídeo: se aprecia que al principio aparece de color naranja o amarillo, con una cola corta que fluye detrás de él. Tras unos segundos, la mayor parte de la bola de fuego se ilumina en azul.

Según ABC News, los científicos no están muy seguros de qué objeto se estaba quemando en la atmósfera para crear el brillante espectáculo de luces de este avistamiento. Algunos astrónomos aficionados especularon que el objeto podría ser escombros hechos por el hombre, tal vez por un reciente lanzamiento de un cohete. Sin embargo, eso parece poco probable, dijo a la agencia de noticias Renae Sayers, embajadora de investigación en el Centro de Ciencia y Tecnología Espacial de la Universidad de Curtin.

¿Qué son estos misteriosos huevos de hielo descubiertos en una playa finlandesa?

Cuando la basura espacial vuelve a entrar en la atmósfera, “lo que tendemos a ver es algo así como crepitaciones y chispas”, explica Sayers. El fenómeno obedece al hecho de que hay cosas que se están quemando. Sin embargo, esta bola azulada de fuego de esplazó con suavidad, lo que aumenta las papeletas de que se trate de un objeto espacial natural. Según algunos científicos la tonalidad azul apunta a un alto contenido de hierro y podría tratarse de un meteorito, posiblemente el núcleos de algún asteroide antiguo, según el Museo de Historia Natural en el Reino Unido.

Sayers también reveló que la misteriosa bola de fuego guarda similitud con otro meteorito espectacular avistado en Australia en 2017, que se elevó por el cielo, pero en lugar de golpear el suelo o arder en la atmósfera, rebotó en el espacio. Los meteoros lo suficientemente brillantes como para ser clasificados como bolas de fuego son raros, pero los encuentros con rocas espaciales son comunes.

Según la NASA, cerca 48,5 toneladas de material de meteoritos caen en la Tierra a diario, la mayoría desintegrados por completo o del tamaño de piedras pequeñas al atravesar la atmósfera. De vez en cuando se contempla algún fenómeno inusual, como el meteorito de Chelyabinsk, que en febrero de 2013 penetró en la atmósfera sobre Rusia y explotó reventando ventanas en edificios de seis ciudades diferentes y dejando más de mil heridos en total.

Fuente | Live Science

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.