Innovación

Lentes de seda de araña capturan imágenes de alta resolución dentro de los tejidos

Estas lentes de seda de araña capturan imágenes de alta resolución dentro de los tejidos

Desde su aparición hace 350 millones de años, las arañas utilizan la seda como material de construcción de refugios, cuerda de seguridad para huir o perseguir presas, “volar” grandes distancias, protegerse, iniciar el cortejo o configurar su propia red de caza. De ella podrían sacarse lentes con elevadas capacidades.

Científicos asiáticos han descubierto cómo emplear la seda de arañas para fabricar lentes para capturar imágenes de muy alta resolución del interior de los tejidos biológicos. En concreto se trata de la seda de dragalina, un tipo de particular conocido como la más fuerte y resistente del mundo, con múltiples aplicaciones. Esta es cinco veces más resistente que el acero y treinta veces más elástica que el nailon. De hecho, la dragalina de una araña de jardín europea (Araneus diadematus) puede aguantar un peso de 0,5 gramos sin partirse.

Así es Desserto, el sorprendente cuero vegetal hecho a base de cactus

Cheng-Yang Liu, de la Universidad Nacional Yang-Ming en Taiwán, encabeza esta investigación, usando la seda de las arañas Pholcus phalangioides como una especie de andamio sobre el cual construir lentes. El proceso de elaboración consiste en cubrir un hilo de seda de araña en cera y gotear resina transparente sobre ella. Esta forma una cúpula cuya estructura se hornea a posteriori en un horno ultravioleta. Las lentes resultantes tenían solo unos pocos micrómetros de diámetro, cerca del tamaño de un glóbulo rojo.

¿Qué uso tienen estas lentes? Cuando las probaron al iluminarlas con láser se produjo una especie de haz llamado nanojet fotónico, un haz de luz increíblemente estrecho que puede enfocarse a diferentes distancia. Gotear más o menos resina sobre la seda de araña y modificar el tiempo que esta permanece antes de hornear permitió a los investigadores controlar el tamaño y la forma de la lente y cómo enfocaba la luz.

Crédito: Cheng-Yang Liu

Crédito: Cheng-Yang Liu

Las lentes elaboradas con este nuevo material permiten extraer imágenes de objetos a nanoescala como virus o realizar imágenes extremadamente detalladas de tejido vivo. Además, debido a que las lentes están construidas con materiales no tóxicos, su uso dentro del cuerpo es seguro.

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.