Innovación

La NASA quiere crear un GPS espacial con estrellas de neutrones

Restos muertos de estrellas pueden ser faros cósmicos para guiar a los astronautas

Al igual que los faros llevan siglos como antorchas silenciosas que guían el rumbo de los marineros, la NASA quiere que las estrellas muertas puedan ser usadas por astronautas a modo de GPS o faros cósmicos.

Los científicos a bordo de la Estación Espacial Internacional están buscando una alternativa GPS para viajar al espacio profundo, de un modo similar a cómo los marineros emplearon el cielo nocturno para navegar por los mares y ubicarse adecuadamente. En lugar de depender de las constelaciones y los satélites, la propuesta de los expertos de la NASA es que los tripulantes o las naves inteligentes usen estrellas de neutrones, o los restos muertos de estrellas que explotaron en una supernova, a modo de faros cósmicos. 

En concreto, los observando púlsares, estrellas de neutrones que giran rápidamente y que emiten rayos X en haces de giro estrechos, pueden desempeñar las funciones de los faros.Un telescopio de rayos X del tamaño de una lavadora llamado NICER conectado al exterior de la estación espacial ya está creando un mapa similar al GPS de las estrellas de neutrones.

La idea de emplear este mapa para navegar no es nueva: se ha denominado “XNAV” en el pasado y podría permitir que las naves espaciales autónomas viajen a través del espacio a las coordenadas indicadas. “El GPS utiliza señales sincronizadas con precisión. Las pulsaciones de algunas estrellas de neutrones son muy estables, algunas tanto como los relojes atómicos terrestres a largo plazo, lo que las hace potencialmente útiles de manera similar “, dijo Luke Winternitz, investigador del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

5 cosas que los astronautas de la NASA no pueden comer en el espacio

Otros enfoques, como el Reloj Atómico del Espacio Profundo (DSAC) de la NASA, también podrían algún día actuar como un GPS para el espacio profundo midiendo cuánto tarda la información en rebotar de nodo a nodo, hasta el nanosegundo. El enfoque de la estrella de neutrones, sin embargo, utiliza objetos celestes lejanos como una forma de autoubicación muy prometedora, y que ya se demostró válida en el experimento SEXTANT llevado a cabo en 2018, pudiendo determinar la ubicación de un objeto que se mueve a miles de kilómetros hora a través del espacio.

“Efectivamente convierte la” G “en GPS de Global a Galáctico”, dijo Jason Mitchell, director de la División de Tecnología Avanzada de Comunicaciones y Navegación de la NASA. “Podría funcionar en cualquier parte del sistema solar e incluso transportar sistemas robóticos o tripulados más allá del sistema solar”.

Es importante avanzar en el tamaño e intentar que los futuros dispositivos XNAV se reduzcan. Una propuesta que gana peso es la instalación de un telescopio XNAV en un pequeño satélite que pudiera navegar independientemente por el cinturón de asteroides y caracterizar los cuerpos primitivos de nuestro sistema solar. El propio sistema de navegación ya tiene enteros para ser usado en la estación de Lunar Gateway planeada por la NASA para lanzar futuros viajes a Marte.

Fuente | NASA

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.