Innovación

Logran que ratones hibernen: ¿podríamos hacerlo nosotros para viajar a Marte?

Logran que ratones hibernen: ¿podríamos hacerlo nosotros para viajar a Marte?

Una investigación de vanguardia realizada por un equipo de científicos de Harvard podría cambiar el rumbo de los futuros viajes al espacio: han logrado que ratones hibernen, un primer paso para que los humanos podamos hacerlo.

Una investigación puntera abre nuevos caminos en la carrera espacial: científicos de Harvard fueron capaces de poner a ratones en un estado de hibernación estimulando ciertas neuronas en sus cerebros que controlan un comportamiento de sueño profundo muy similar a este fenómeno habitual en ciertos mamíferos, sobre el que todavía existen numerosas incógnitas. Se trata de la primera vez que se identifican estos circuitos neuronales, como explica el artículo publicado en la revista Nature.

Los investigadores demostraron que ciertas vías cerebrales en el hipotálamo son responsables de poner a los ratones en un estado de letargo, que implica una tasa metabólica muy disminuida y temperaturas corporales muy bajas, en torno a los 20 grados.

La NASA quiere pagarte por pasar 8 meses en un simulador espacial ruso

“En animales de sangre caliente, la temperatura corporal está estrictamente regulada”, explicó el coautor principal, Senmiao Sun, un estudiante graduado en el Programa de Harvard en Neurociencia. “Una caída de un par de grados en los humanos, por ejemplo, conduce a la hipotermia y puede ser fatal. Sin embargo, el letargo elude esta regulación y permite que la temperatura corporal baje dramáticamente”.

El estado de letargo puede inducirse estimulando las neuronas agregando un compuesto químico a ciertas áreas del cerebro. Una herramienta basada en virus especialmente diseñada fue capaz de afinar en sitios de neuronas individuales. Pese a este innovador avance, queda muchísimo trayecto por correr para explorar si es posible inducir un letargo de índole similar en seres humanos.

“Potencialmente podría conducir a una comprensión de la animación suspendida, el control metabólico y posiblemente una vida útil prolongada”, agregó  Michael Greenberg, profesor y presidente del Departamento de Neurobiología de Harvard. Por su parte, Sinisa Hrvatin, autora principal del estudio y profesora de neurobiología en Harvard, apuntó que “la imaginación se vuelve loca cuando pensamos en el potencial de los estados similares a la hibernación en los humanos”. 

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.