Energía Innovación

Este es el significado de cada línea de la factura de la luz

Este es el significado de cada línea de la factura de la luz

A la hora de afrontar la temida factura de la luz nos podemos encontrar con un buen número de términos y cifras que en ocasiones resultan complicados de descifrar. Aunque hay compañías que tratan de facilitar la lectura, lo cierto es que el número de impuestos y detalles pueden suponer un problema si deseamos dilucidarla.

Para poder entender la factura hay que conocer una serie de aspectos que por defecto incluyen la mayoría de compañías y que desglosan con mayor o menor detalle. Además hay que saber una de las paradojas que se suelen dar, que los impuestos y costes básicos en ocasiones superan a la energía facturada.

Los kilovatios (kW) consumidos se facturan en base a la tarifa contratada. En ocasiones es plana -siempre cuestan lo mismo- y en otros contratos se tienen una serie de horas elegidas donde su coste es inferior para el cliente. Estas pueden coincidir con el horario laboral -en caso de que trabaje en casa-, cuándo se ponen lavadoras, se disfruta del tiempo de ocio… En definitiva, cuándo se está haciendo mayor consumo.

Una vez conocidos los kilovatios, se calcula la Energía facturada; esto es, los kW por el importe que tiene esa energía. Esta cantidad aparece señalada en todas las facturas. El Impuesto sobre la electricidad es de 5.1127% y se aplica en el término de potencia y en el de consumo.

Un vez calculados estos detalles, hay que tener en cuenta el Peaje de acceso, que es una parte fija sobre la potencia contratada y otra en función a la energía consumida. Básicamente, es la cuantía por utilizar la red.

El Término de energía del peaje de acceso es un precio fijo que depende del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. El Gasto de producción de la energía eléctrica es una variable que se puede conocer a través de la Red Eléctrica de España, quien en función de las tarifas publica los precios de cada día.

Por último se encuentra el Precio por el alquiler de contador, que también está fijado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital y se cobra en función del tipo de contador. Los precios se sitúan entre los 0,54 €/mes y 1,40 €/mes.

Como ves, son un buen número de detalles los que pueden determinar lo que estás pagando en la factura de la luz. Tanto si piensas que es mucho como si te parece poco, seguro que al menos ayuda a entenderla mejor.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com