Innovación

Esta fundación ha repartido a personas sin hogar 12.500 abrigos que se convierten en sacos de dormir

Esta fundación reparte miles de sacos de dormir para mantener calientes a personas sin hogar

Bas Timmer es un diseñador de moda holandés que tras una trágica historia convirtió su negocio en una empresa social que ha repartido desde 12.500 prendas acolchadas impermeables para personas sin hogar que duermen al raso.

Bas Timmer se vio sacudido en 2014 por el fallecimiento a causa de la hipotermia del padre de un amigo que dormía a la intemperie en las calles. En ese momento el diseñador holandés transformó su incipiente negocio de ropa de abrigo en una empresa social: Sheltersuit. Su propósito fue diseñar un traje para que al menos, las personas sin hogar se mantengan calientes. Y así nació un abrigo impermeable que se convierte en un cálido saco de dormir. 

Los trajes de refugio de Sheltersuit ya han ayudado a 12.500 personas de lugares tan dispares como Alemania, los Países Bajos, Italia, el Reino Unido y los Estados Unidos, así como a los refugiados en la isla griega de Lesbos. Por el día, la prenda funciona como un abrigo cálido, pero de noche, gracias a una sección inferior que se cierra con cremallera y velcro, se convierte en un cómodo saco de dormir. Tiene una capucha grande y un cuello que permite proteger la cara y la nuca de las inclemencias climáticas.

La pandemia empujará a la pobreza extrema a 100 millones de personas en 2020

De forma más reciente, Bas Timmer se ha diversificado en Shelterbags, sacos de dormir con protección adicional, que ahora se distribuyen en Sudáfrica y Europa. En la actualidad su fundación, que cuenta con bases en Países Bajos, Ciudad del Cabo y Nueva York, se basa en donaciones, pero espera que su propia marca de moda algún día sea lo suficientemente grande como para financiarla.

Todos los materiales utilizados en el Sheltersuit son reciclados, incluyendo sacos de dormir abandonados en festivales de música a los que se les otorga una segunda vida.  Los trajes se confeccionan en un taller comunitario en los Países Bajos, que brinda empleo a refugiados y personas que anteriormente no tenían hogar y han tenido dificultades para ingresar al mercado laboral. Hasta la fecha, la fundación ha creado 112 puestos de trabajo, tal y como recogen desde el Foro Económico Mundial.

En el interior del taller Sheltersuit: la empresa emplea a ex refugiados y ex personas sin hogar

En el interior del taller Sheltersuit: la empresa emplea a ex refugiados y ex personas sin hogar

En la actualidad hay más de 100 millones de personas sin hogar en el mundo, según estimaciones de Naciones Unidas. Abordar el problema en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible requerirá políticas innovadoras y alianzas inclusivas, incluyendo proporcionar viviendas adecuadas, accesibles y asequibles y ampliar los sistemas de protección social.

“Creemos que todo el mundo merece protección y calidez”, dice Timmer, quien ha sido nombrado uno de los líderes de la próxima generación de 2020 de la revista Time. “Espero que algún día nosotros, como humanidad, nos ocupemos de las personas que no pueden hacerlo. Espero que algún día ya no necesitemos nuestros productos”, dice el diseñador, recalcando que mientras sea necesario, al menos les proporcionarán abrigo.

Imágenes | Sheltersuit Foundation

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.