Innovación

Descubren que las luciérnagas usan ultrasonidos como armadura ante los murciélagos

luciernaga

Las luciérnagas son reconocidas por su hermoso brillo y también por el dramático descenso de su población en los últimos años. Pero además, un grupo de científicos ha descubierto que estos insectos utilizan ultrasonidos como armadura musical para protegerse de los murciélagos.

Las luciérnagas, también llamadas gusanos de luz, son aanimales que destacan por su brillo, utilizando la bioluminisencia para atraer parejas durante la fase de apareamiento. Muchos depredadores perciben su luminosidad como una advertencia, ya que son venenosas para muchos de ellos. No así para los murciélagos, con mala visión y que buscan comida a través del sonido.

Un interesante nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Tel Aviv y la Academia de Ciencia y Tecnología de Vietnam (VAST) ha descubierto que las luciérnagas pueden haber desarrollado una armadura de audio inteligente para espantar a este prolífico depredador alado.

La investigación parte de una casualidad, ya que el equipo estaba deambulando por un bosque tropical con micrófonos capaces de grabar las altas frecuencias de los murciélagos, cuando de repente, detectaron sonidos desconocidos en frecuencias similares, provenientes de luciérnagas.

Al aproximarse todavía más, los científicos se percataron de que el sonido procedía del batir de alas de alas de los insectos, y las pruebas de laboratorio de seguimiento encontraron el comportamiento en al menos cuatro especies diferentes de luciérnagas, tres comunes en vietnam y otra israelí.

Niue, declarada primera nación de cielo oscuro en el mundo

La frecuencia en la que se producen es ultrasónica, por lo que ni las propias luciérnagas pueden escucharlo ni lo utilizan como medio de comunicación entre miembros de su especie.

La hipótesis es que los murciélagos, con enorme capacidad auditiva, sí que son capaces de escuchar estos ultrasonidos, que disuaden a estos mamíferos voladores nocturnos de hincar el diente a estas poblaciones de luminosos insectos. 

“La idea de señales de advertencia que el remitente no puede detectar es conocida en el mundo de las plantas, pero es bastante rara entre los animales”, explica Yossi Yovel, investigador principal del estudio, director de la Escuela de Neurociencia de Sagol y miembro de la Escuela de Ingeniería Mecánica y la Escuela de Zoología de la Facultad de Ciencias de la Vida George S. Wise.

Nuestro descubrimiento de la ‘batalla musical’ entre luciérnagas y murciélagos puede allanar el camino para más investigación y posiblemente el descubrimiento de un nuevo mecanismo de defensa desarrollado por animales contra depredadores potenciales”.

La investigación ha sido publicada en la revista iScience y se ha llevado a cabo en colaboración con la Academia de Ciencia y Tecnología de Vietnam (VAST).

Fuente | New Atlas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.