Hoy día contar con un reloj inteligente, o al menos con una pulsera de actividad, es sinónimo de seguridad. Y es que estos dispositivos no solo permiten ayudarnos cuando hacemos deporte, sino también son capaces de controlar nuestro ritmo cardíaco por si tenemos que llamar a urgencias ante cualquier eventualidad.

Ahora un equipo de ingeniería eléctrica informática de la Universidad Estatal de California del Norte, en conjunto con el Departamento de Ingeniería Biomédica de NC State, han presentado un dispositivo en forma de reloj de pulsera, que es capaz de detectar la deshidratación, rastrear la recuperación atlética, y que además se ampara en multitud de aplicaciones entre las que se incluyen entrenamiento militar y deportes competitivos.

Este chupete inteligente permite monitorizar la salud de tu bebé

Sus responsables señalan que su tecnología les permite evaluar una amplia gama de metabolitos en tiempo casi real. Cabe aclarar que los metabolitos son marcadores que los investigadores pueden monitorear para evaluar el metabolismo de una persona. Si en algún momento el nivel de metabolitos en una persona supera los parámetros normales, el dispositivo podría informar a los profesionales de la salud de que algo está saliendo mal.

Para el estudio, hicieron la prueba probando con el sudor de participantes y monitorearon la glucosa, el lactato, el pH y la temperatura. Para ello los investigadores incrustaron una tira reemplazable en la parte posterior del dispositivo con una serie de sensores químicos. La tira se choca contra la pared de la persona, donde entra en contacto con el sudor. Luego el hardware dentro del dispositivo interpreta los datos de los sensores de la tira y después registra los resultados para transmitirlos a un teléfono inteligente.

Si bien este dispositivo está pensado principalmente para medir la glucosa, el lactato y el pH, los investigadores podrían personalizar esta tira de sensores para controlar otras sustancias que funcionen como marcadores para la salud y el rendimiento deportivo como los electrolitos.