Innovación

Crean el CoroNaspresso, un kit casero para detectar COVID-19 con cápsulas de café

cápsulas detectar coronavirus

En un creativo intento por hacer los test de COVID-19 más baratos y accesibles, el químico Vittorio Saggiomo ha creado los kits de prueba CoroNaspresso, que usan la amplificación isotérmica empleando como termostato casero una olla a fuego lento y una cápsula de café.

El químico orgánico Vittorio Saggiomo, del grupo de Bionanotecnología de la Universidad e Investigación de Wageningen en los Países Bajos, ha recurrido a un objeto común, como las cápsulas de la máquina de café para diseñar una curiosa prueba para el diagnóstico del coronavirus.

Para la detección de la COVID-19, la prueba más precisa es la PCR, pero es más costosa y lleva más tiempo que otras pruebas porque requiere un ciclo de temperatura cuidadosamente regulado utilizando equipo especial en un laboratorio. La prueba de flujo lateral (LFT), más conocida como de antígenos, es mucho más barata y rápida, aunque también es menos precisa y solo detecta la enfermedad en personas con altas cargas virales. También existe el análisis de anticuerpos o prueba serológica, generalmente se hace después de una recuperación total de la COVID-19.

Los kits de prueba de Saggiomo y su equipo, denominados CoroNaspresso, son un tipo de kit de prueba COVID-19 de amplificación isotérmica mediada por bucle (LAMP) fabricado con una olla a fuego lento y una cápsula de café Nespresso.

Una gran ventaja de este método, tal y como escribió Mark Lorch, profesor de Comunicación Científica y Química en la Universidad de Hull en el Reino Unido en un artículo para The Conversation, es que se puede realizar a una temperatura fija (aproximadamente 65 ° C o 150 ° F). La prueba se sirve de un indicador de color simple a base de ácido para indicar el resultado positivo o negativo.

Para regular la temperatura de las pruebas, los científicos suelen utilizar termostatos eléctricos. Sin embargo, mientras Saggiomo trabajaba desde casa y trataba de encontrar una solución fácil y barata, recurrió a sustancias llamadas materiales de cambio de fase que absorben el calor a medida que se derriten, lo que significa que mantienen una temperatura constante.

Vino tinto que sabe a gasolina o patatas que apestan a carne podrida: el raro efecto secundario de la COVID-19

Saggiomo encontró una cera hecha de un material de cambio de fase que se derritió a la temperatura exacta que necesitaba, y decidió fabricar un pequeño dispositivo para albergar los tubos de reacción de la lámpara y los trozos de cera. El candidato perfecto para funcionar como una cárcasa capaz de calentarse sin derretirse fue la cápsula de la máquina de café Nespresso.

Tras varios intentos, Saggiomo descubrió que el mejor método era una simple olla con agua hirviendo. Al realizar pruebas de este CoroNasspreso con hisopos de seis personas, el invento fue capaz de identificar correctamente tres casos de COVID-19 mostrando diferentes colores.

El equipo de investigadores dice que la prueba, incluyendo cápsulas, la cera de cambio de fase y los viales, podría producirse de forma rápida en millones de unidades. Las personas podrían tomar muestras de material genético en casa y luego calentar las cápsulas para obtener los resultados. Otra de las ventajas sería su bajo coste, de unos 0,20 euros por unidad, además de la facilidad de uso y potencial reciclable de parte del equipo.

El estudio aparece publicado en el servidor de preimpresión ChemArxiv.

Imagen | Wageningen University and Research

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.