Saltwater quiere impulsar un pack de seis anillas para sujetar latas de cerveza, que es comestible para los animales marinos.

En realidad la idea es de E6PR, una compañía fundada por tres grupos, We Believers, Entelequia, y varios inversores privados, con el objetivo de diseñar estas anillas para latas de cerveza biodegradables.

Se estima que cada año un millón de gaviotas y 100.000 animales marinos, desde focas hasta peces o tortugas, mueren atrapados por las anillas de plástico que flotan en el mar, o que terminan en el fondo del lecho marino. Romperlas antes de tirarlas a la basura no es la solución, porque los peces también se las comen, y terminan en su estómago.

E6PR ha encontrado una solución tan eficaz como sencilla: fabricar anillas comestibles para sujetar latas de cerveza. Y lo más curioso de todo es que están fabricadas con los mismos ingredientes que la cerveza: malta, trigo y cebada.

Con todos ellos se crea un pasta que tras un tratamiento de cocción y prensado se endurece y toma la forma de las anillas para sujetar latas. Según sus creadores es muy resistente. No tanto como el plástico, pero suficiente para sujetar las latas entre sí y permitir transportarlas.

Este templo budista de Tailandia está hecho con más de 1,5 millones de botellas de cerveza

La gran ventaja es que es completamente comestible, así que los peces y otros animales puede comerse las anillas sin problema. Y si quedan atrapados esta pasta se deshace al contacto con el agua, y se desintegra por completo en dos meses.

La cervecera Saltwater ha sido la primera en usarlas, y desde hace unos meses ya vende sus latas de cerveza en Florida con estas anillas.

El principal problema para su implantación, es el precio. El plástico es extremadamente barato, y nadie puede competir con él en precios. Pero E6PR asegura que si la mayoría de las cerveceras usasen este sistema la mayor producción bajaría los precios, equiparándolos a los de las anillas de plástico.