Energía Innovación

Calles vacías, cielos limpios: la contaminación en toda España cae un 64%

contaminación

En el mundo las emisiones de gases de efecto invernadero están descendiendo de forma acusada durante la crisis del coronavirus. En ciudades como Barcelona la contaminación ha caído en un 75%.

La contaminación en toda España ha descendido en un 64% de media según un estudio llevado a cabo en la Universitat Politècnica de València (UPV). Las razones son obvias: la crisis del coronavirus y el confinamiento han propiciado que baje de forma radical el consumo de combustibles fósiles, el uso del transporte, el ocio y el turismo, la producción en determinados sectores industriales o el auge del teletrabajo, que consume muchos menos recursos.

En concreto, el estudio de la UPV ha medido los niveles de concentración de dióxido de nitrógeno, uno de los principales responsables de la contaminación del aire y medidor de la calidad del mismo. “Altas concentraciones de este gas pueden afectar al sistema respiratorio y agravar ciertas patologías. Además, está relacionado con la formación de lluvia ácida”, advierte Elena Sánchez-García, investigadora del grupo Land and Atmosphere Remote Sensing (LARS-UPV) del Centro de Tecnologías Físicas de la UPV.

Delfines, cisnes y aguas cristalinas: la costa italiana resucita sin los humanos

Entre las urbes analizadas la más beneficiada por el descenso ha sido Barcelona, con un 83%, seguida de Castellón (76%), Madrid (73%), Alicante (68%), Bilbao (66%), Gijón (65%) y Valencia (64%). Málaga (55%) y Zaragoza (52%) superan también el 50% de reducción. Por su parte, de las analizadas Sevilla es, con un 36%, la que presenta una disminución menos acusada, pero también debido a que su nivel ya era previamente más bajo.

Para la realización del estudio, el equipo de la UPV ha analizado imágenes satelitales de la misión Sentinel-5P, perteneciente al programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea (ESA), comparando datos de dos periodos: del 10 al 14 de marzo, por un lado, y del 15 al 20, por otro. Con estos datos los investigadores han creado una serie de mapas que plasman las concentraciones de dióxido de nitrógeno de las ciudades citadas.

imagen

“Tal y como se ha comprobado en el caso de Wuhan (China), o el norte de Italia, nuestro estudio constata cómo las medidas de confinamiento y reducción de actividad económica se han traducido en una clara disminución de la contaminación atmosférica en todo el país”, añade Elena Sánchez-García.

Las medidas contra el COVID-19 demuestran que es posible que las emisiones responsables del cambio climático desciendan y descarbonizar la economía. En las dos primeras semanas de crisis, el uso de la energía se redujo un 25% en China, donde se producirá un descenso de las emisiones del 1% a finales de 2020, según estima el centro de estudios Carbon Brief.

Fuente | UPV

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.