Entrevistas

Tomás López (Devoteam): “En España el teletrabajo ha crecido del 10% al 60% en muy pocos meses”

Entrevista Tomás López

¿Cómo ha afectado el coronavirus al mercado tecnológico español? ¿Cuáles son los perfiles más demandados? ¿Y qué podemos esperar del presente 2021? De estos y otros asuntos charlamos en TICbeat con Tomás López, CEO de Devoteam

Desde su aparición, el coronavirus ha sacudido de pleno el mercado laboral español y europeo, hecho subir como la espuma el teletrabajo y acelerado la necesidad de las empresas de transformación digital, migración a la nube o flexibilización de sus modelos de trabajo. De las perspectivas de futuro y las tendencias que han llegado para quedarse al mercado tech hablamos con Tomás López, CEO de Devoteam Spain.

Recien cerrado 2020, estamos ante un año que quedará marcado para la posteridad por la pandemia de coronavirus. ¿Cómo ha incidido desde marzo la COVID-19 en la evolución del mercado tecnológico español?

El efecto de la pandemia en el mercado tecnológico español ha sido desigual, según el sector que analicemos. Así como en el caso del turismo, el transporte y la distribución tradicional, ha habido cortes fuertes de la inversión, en otros como el sector público y sanitario, no hemos detectado caída apreciable.

Al comienzo de la pandemia, en los primeros meses, la mayor parte de las organizaciones de IT de las compañías volcaron sus esfuerzos en garantizar la conectividad de los empleados, así como la seguridad de la misma. La compra de dispositivos, la dotación de herramientas y servicios colaborativos y de trabajo remoto, así como la seguridad, pasaron a ser prioritarios, dejando aparcados muchos de los proyectos inicialmente previstos para 2020.

La incertidumbre en las expectativas de evolución del negocio en la pandemia, así como la caída a corto plazo de la actividad y de los ingresos, introdujeron presión en muchas de las compañías para reducir una parte importante de los costes y sobre todo de aquellas inversiones que no se consideraran imprescindibles.

Además de estos efectos temporales comentados, se han producido efectos estructurales, en la línea de la tranformación digital de los negocios, que, en gran medida, van a mantenerse en 2021 y años posteriores. Muchas empresas han intensificado sus canales de venta digitales y están poniendo su atención en la digitalización y automatización de sus procesos, así como en el mejor aprovechamiento de la información, los datos, de los que disponen.

Mientras que la tasa de desempleo, la precariedad y la incertidumbre se han agudizado, también se ha acelerado la transformación digital. ¿Qué tendencias han llegado para quedarse?

Algunos de las principales tendencias que estamos observando son:

El teletrabajo, que hacía varios años que había arrancado como tendencia pero que, en España, estaba en niveles inferiores al 10% de implantación, antes del Covid, ha crecido a niveles superiores al 60% en muy pocos meses.

El rápido crecimiento de las transacciones digitales en detrimento del dinero en circulación, supone también un paso más en la transformación digital de los negocios y sus canales de venta y operación.

El refuerzo de los servicios sanitarios, incrementando el nivel de atención e incluso monitorización remota.

La necesidad, por parte de las empresas, de responder rápidamente a los cambios que el mercado demanda, adquiriendo o reforzando sus capacidades de desarrollo ágil de nuevas aplicaciones.

Otra tendencia que hemos observado, que se ha reforzado a raíz de la pandemia, es el uso de la tecnología como base para impulsar la sostenibilidad como factor de posicionamiento competitivo.

En la nueva normalidad, la tecnología ha ocupado un papel primordial, tanto para favorecer el teletrabajo como para la comunicación personal, el ocio o la propia atención sanitaria. ¿Cómo ha cambiado el usuario español en su relación con la tecnología?

Los diversos confinamientos y aislamientos sociales nos han limitado la relación personal y laboral a la que pudiéramos mantener a través de los canales digitales. Esto ha acercado tremendamente el uso de la tecnología a todos los rincones de nuestro país, rompiendo barreras culturales y generacionales. La compra por internet, las videollamadas de trabajo o familiares, el seguimiento online de las entregas de nuestras compras, las sesiones de formación online, las de video remoto de ejercicios de entrenamiento, las visitas virtuales a museos, la gestión de citas médicas a través de la web e incluso la realización de videoconsultas médicas, y una larga lista de actividades que se han trasladado del mundo presencial al virtual

¿Qué desafíos tienen las empresas por delante en relación a 2021? ¿Cuáles son los principales lastres para su innovación y digitalización?

La reducción de aquellos costes que no aportan diferenciación a su negocio.

Asegurar un teletrabajo de calidad, garantizando un servicio amigable, seguro e ininterrumpido, que facilite una buena experiencia digital a los empleados

La agilidad y rapidez en el desarrollo y lanzamiento de aplicaciones necesarias para el negocio.

La simplificación y automatización de los procesos, que faciliten el trabajo a los empleados y la relación de los clientes con la empresa.

Un lastre importante con que se encuentran muchas organizaciones es la falta de flexibilidad de los recursos y los entornos con que cuentan. La migración a la nube es una buena ayuda para eliminarlo.

El teletrabajo parece haber llegado para quedarse o al menos, para propiciar modelos más híbridos y mixtos o una mayor flexibilización. ¿Qué demandan las empresas a la hora de implantar las modalidades remotas?

Además de la necesidad de contar con los medios técnicos adecuados para garantizar el teletrabajo con una buena experiencia digital de los empleados, las organizaciones han de impulsar la evolución a estilos de liderazgo adecuados, por parte de sus directivos, a ayudar a sus empleados a gestionar adecuadamente su entorno personal de trabajo, sus herramientas e higiene laboral, así como revisar los procesos y herramientas de trabajo

Realizando una comparativa entre el mercado español y el europeo, ¿qué diferencias existen en la actualidad y cómo afronta el Viejo Continente la transformación de sus empresas?

Principalmente en el norte de Europa, con anterioridad a la pandemia, el nivel de adopción del teletrabajo y de los procesos de transformación digital en las empresas era mayor del que existía en España, lo que hace que la adopción de este cambio resulte mas radical en nuestro mercado.

Otra de las áreas que más pulo ha experimentado durante el presente ejercicio se trata de la formativa, ¿En qué áreas deberían formar más las compañías a sus empleados para afrontar los retos de esta nueva digital?

Entre otras, la formación en el uso de herramientas colaborativas y de productividad, de metodologías agiles de desarrollo y gestión, así como en el uso y gestión de entornos y herramientas de Cloud

Y por otro lado, ¿qué perfiles especializados están siendo más solicitados?

Perfiles especializados de Ciberseguridad, de gestión, analítica y gobierno de los datos, especialistas en plataformas Cloud y soluciones y servicios basados en la nube.

Un pronóstico para 2021 en relación al panorama económico y tecnológico.

En 2021 seguirá la caída de negocio en muchos sectores. Esta, junto a la incertidumbre asociada a la evolución futura de los negocios, mantendrá la presión en la contención de gastos. Es esperable que tengan prioridad aquellas inversiones y gastos que mejoren la eficiencia de la organización, teniendo en cuenta el importante aumento del teletrabajo.

Por otra parte, el giro de la mayoría de los negocios hacia los canales de interacción y transacción digital, hace que muchas empresas se conviertan en mas intensivas en capital digital, incrementando su inversión en proyectos de transformación y migración a la nube.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.