Empresa

¿Te gastarías 10.000 dólares en un vestido virtual? Gucci apuesta por la moda digital

¿Te gastarías 10.000 dólares en un vestido virtual? Gucci apuesta por la moda digital

Además de diseños para pasarela, Gucci se lanza al mundo virtual y crea versiones digitales de su última colección. En un intento de animar a los usuarios a que acudan a sus tiendas reales, la marca permite que estos puedan probar los diseños en avatares.

Gucci ya no sólo diseña productos físicos, sino también ropa, zapatos y accesorios virtuales.

La marca italiana, con una ventas de 10.000 millones de euros al año, se intenta adaptar a los avances tecnológicos que marcarán el día a día en la próxima década y, para ello, necesita estar perfectamente integrada en el mundo digital, donde los consumidores pasan cada vez más tiempo.

En los últimos años, ha creado versiones digitales de su última colección para un videojuego de moda, ropa deportiva para un popular juego de tenis y looks virtuales para avatares online. Y, como ha publicado Fast CompanyGucci lanzará este mes una plataforma para permitir a los usuarios diseñar zapatillas virtuales y luego “calzárselas” utilizando la realidad aumentada.

La marca considera que esto puede animar a los consumidores a comprar en las tiendas físicas, aunque también podrían tener valor simplemente como bienes digitales. Según la enseña del grupo Kering, los artículos virtuales tienen valor por su propia escasez y porque pueden ser vendidos y compartidos. Tal como informó Forbes, alguien gastó 2.400 dólares (2.000 euros) en un par de zapatillas virtuales dentro de Aglet (un juego para móviles) y otra persona gastó 9.500 dólares (8.000 euros) en un vestido que sólo existe en Instagram.

Gucci ya no piensa solo en pasarelas: los diseñadores crean sus diseños sabiendo que también se utilizarán en los avatares y se incorporarán a los juegos

El enfoque de la marca tiene sentido: 2.500 millones de personas en todo el mundo juegan a videojuegos y esa cifra sigue creciendo. Estos gamers tienen de media 33 años y son de clase media-alta, un público en la línea del de Gucci.

Pero no es la única: Luis Vuitton, Hermès o Estée Lauder también se han adentrado en el mundo online para promocionar sus productos.

Gucci fue una de las primeras marcas en asociarse con Drest, un juego creado por Lucy Yeomans, ex jefa de redacción de Harper’s Bazaar UK y de la revista Net-a-Porter’s. En el juego, que se lanzó en versión beta el pasado octubre, los usuarios combinan la apariencia y el maquillaje de las supermodelos hiperrealistas. Otros usuarios califican estos looks y las puntuaciones altas permiten a los jugadores ascender en el mundo de la moda y ganar dinero para comprar más ropa virtual.

Hacer la ropa lo más realista posible era algo fundamental, ya que las marcas de lujo no trabajarían con el juego si la ropa se falseaba. Para ello, los desarrolladores de Drest trabajaron mano a mano con los diseñadores de Gucci.

Hay algunos diseños que no saldrán de la pantalla

Gucci Sneaker Garage es el primer producto digital de la marca que no existirá en su versión física. El director creativo, Alessandro Michele, diseñó un par de zapatillas inspiradas en los años 80 que sólo están disponibles en la plataforma. Los clientes podrán probarlas con la aplicación de Gucci.

Los usuarios también pueden diseñar sus propias zapatillas de la marca de forma gratuita y luego compartir las imágenes en las redes sociales.

Gucci cree que el futuro de la moda de lujo pertenecerá a las marcas que ahora estén dispuestas a asumir riesgos. Y ellos ya han dado el primer paso.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider