Empresa

Sale al mercado la primera sal española libre de microplásticos

Sale al mercado la primera sal española libre de microplásticos

Por primera vez sale al mercado una sal española certificada como libre de microplásticos. De extracción local y artesanal, la sal es extraída en Alicante de una mina fósil del periodo Triásico.

Los microplásticos ya forman parte de nuestros ecosistemas: se han hallado en la lluvia, en especies lejanas y lugares remotos, en las arenas de las playas y los estómagos de las aves, en el organismo de los cangrejos o las aguas marinas. Y por supuesto, también en la comida que ingerimos, de forma que al año nos comemos en plástico el equivalente a 52 tarjetas de crédito.

En diversas investigaciones realizadas en torno a la sal se ha detectado que esta contiene microplásticos: el 90% de la sal marina los tiene. Otra investigación realizada por investigadores de Corea del Sur y Greenpeace East Asia publicada por la revista Environmental Science & Technology revela que de 39 marcas analizadas, 36 contenían microplásticos. Si miramos el consumo medio, un adulto consume cerca de 2.000 microplásticos al año a través de la sal, desde microesferas a fragmentos y fibras.

¿Comes sardinas y anchoas mediterráneas? La mitad tienen microplásticos

De la Conca y Fossil River han lanzado al mercado una alternativa de sal sin refinar, sin antiapelmazantes y sobre todo certificada sin microplásticos. Este producto se extrae de forma artesanal de un manantial salado proveniente de una mina fósil de la provincia de Alicante, originada en el periodo Triásico hace 250 millones de años, cuando los microplásticos, por fortuna, todavía no existían.

Tal y como destacan desde la compañía, esta sal es un producto local, ecosostenible y saludable en el que además el packaging es completamente libre de plásticos o microplásticos: se trata de una bolsa vegetal 100% compostable.

Manantial del que se extrae la sal libre de microplásticos

De la Conca es una compañía de alimentación ecológica especializada en desarrollar productos sostenibles, saludables y con packaging eco- diseñado sin plástico, a través de una cadena de suministro social y ambientalmente responsable. Uno de sus últimos proyectos ha sido contar con la etiqueta carbon-free, ya que compensan todas las emisiones de CO2 de sus productos tras realizar un Análisis de Ciclo de Vida. 

La nueva gama de productos de sal sin microplásticos incluye, además de la sal de manantial, sales de hierbas y escamas de sal como estas.

Escamas de sal

Greenpeace España estima que se tiran doscientos quilos de plástico al mar cada segundo, mientras que ocho millones de toneladas de plástico llegan al mar cada año, formando cinco islas de basura compuestas en su gran mayoría por microplásticos. Solamente una de ellas triplica la superficie de casa

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.