Empresa

El tráfico aéreo mundial no se recuperará al menos hasta 2023, según Moody´s

El tráfico aéreo mundial no se recuperará al menos hasta 2023, según Moody´s

El tráfico aéreo de pasajeros no recuperará a nivel mundial las cifras previas a la pandemia del coronavirus hasta 2023, según Moody’s. Y solo lo hará en ese año si hay vacunas y tratamientos contra el virus disponibles, ha precisado la firma.

El tráfico aéreo de pasajeros no recuperará a nivel mundial las cifras previas a la pandemia del coronavirus hasta 2023, y solo lo hará en ese año si hay vacunas y tratamientos contra el virus disponibles, según un informe de Moody’s que ha publicado Bloomberg.

La recuperación de aerolíneas y aeropuertos irá de la mano, junto con el resto de empresas del sector, han escrito los analistas de la firma. En ese sentido, fabricantes como Boeing y Airbus serán los últimos en recuperar las cifras que tenían en 2019.

El tráfico aéreo de pasajeros cayó a nivel internacional más de un 90% a semanas de que la OMS declarase el brote de coronavirus pandemia global, cifra que impactó en la economía mundial dado que las aerolíneas de pasajeros aportaron alrededor del 3% del PIB global en 2019, según el mismo informe.

Vuelta a los 70: expertos auguran turismo familiar, en coche y de proximidad

Además del desarrollo de una vacuna, será “probablemente necesario” el apoyo de los gobiernos para asegurar la supervivencia de las aerolíneas, añade el escrito.

“Como una vacuna efectiva del coronavirus probablemente no estará disponible hasta bien entrado 2021 —y probablemente más tarde para cubrir las posibles mutaciones del virus y para asegurar las dosis adecuadas para las masas— será necesario apoyo gubernamental para la industria de las aerolíneas si se quiere mantener los niveles de empleo alrededor de los actuales, ya reducidos, y posiblemente para evitar mayores reestructuraciones y procedimientos de insolvencias”.

Este mismo viernes se ha conocido que Ryanair cree que sobran 600 de sus trabajadores en España, ya que, estima, tendrá trabajo a corto plazo para 1.500 empleados de vuelo, aunque actualmente tiene en el país 2.100, y por eso repartirá el trabajo y bajará sueldos.

La mayoría del resto de aerolíneas que operan en el país continúan en ERTE, iniciados en plena pandemia y ampliados ante los aún bajos niveles de tráfico aéreo que se están registrando este verano, mientras se han levantado las restricciones a la movilidad de los ciudadanos pero continúan registrándose brotes del virus.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider