Empresa

3 cosas que no deberías decir en una presentación si quieres que te escuchen

diseñar presentaciones atractivas

Es difícil mantener la atención de tus oyentes durante una presentación. De hecho, puedes perder su interés por completo en los primeros minutos si empiezas diciendo alguna de las siguientes tres frases. Evita decirlas para ser mejor orador.

Es normal ponerse nervioso al hablar en público, pero si hay un grupo de personas esperando a escuchar tu presentación significa que les interesa.

Eso sí, esto no quita que debas esforzarte por mantener la atención de tus oyentes. Parece algo obvio, pero muchos oradores suelen cometer los mismos errores en los primeros minutos de presentación que provocan que el público desconecte.

Cómo dejar de ser esclavo de Power Point en una presentación

Veamos cuáles son las tres frases que jamás deberías decir durante una presentación si quieres que te escuchen.

No he tenido mucho tiempo para prepararme la presentación

hablar-en-publico

Muchas veces la falta de seguridad en nosotros mismos nos hace dejarle caer al público que podemos hacerlo mejor. No obstante, esto es un doble error. Bajar las expectativas del público no servirá para impresionarles después cuando lo hagas mejor de lo que esperaban, sino que perderás su atención directamente. Además, es una falta de respeto que hayan acudido ahí para escucharte y tú no te hayas preparado bien la presentación.

Si realmente no has tenido mucho tiempo para preparártelo, céntrate en que lo que hayas preparado sea realmente interesante. Por ejemplo, asegúrate de que tanto el comienzo como el final de la presentación sea lo mejor; lo primero es lo que los enganchará y lo último es de lo que se acordarán. Así, intenta involucrar al público, y amplia información más allá de lo que aparece en las diapositivas con opiniones o historias personales.

Uy, hay un error en esta diapositiva

presentacion publico

Primera regla: revisa una y otra vez tu presentación. Si pese a haber repasado se te ha colado algún error prácticamente insignificante, no te delates. Si lo dices se dará cuenta todo el mundo y probablemente perderás credibilidad; además, parecerá que no le has dedicado suficiente esfuerzo como hemos explicado en el anterior punto.

En caso de que se trate de un error más relevante, que pueda confundir a tus oyentes, discúlpate procurando evitar usar la palabra “error” o similar. Corrígelo y diles que les mandarás una copia de la presentación actualizada a lo largo del día. Tendrá la importancia que tú le des, así que se lo más natural posible.

Perdón, estoy bastante cansado hoy/tengo jetlag/resaca

como-mandar-prsentacion-power-point

Ocurre algo similar a cuando revelas que no te has preparado suficiente la presentación: tan solo anticipas que va a ser aburrido y no merecerá la pena, por lo que los oyentes se sentirán ofendidos y perderán la atención.

Probablemente haya mucha gente ahí sentada que también tenga sueño, jetlag o resaca, y han ido ahí por ti. Así que haz un esfuerzo por dar la mejor versión de ti mismo pese a que tus condiciones físicas no sean óptimas.

Vía | Fast Company

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.