Entretenimiento

Cae el mito de la mirada de la Mona Lisa, revela la ciencia

Mona lisa

La mirada de la joven de la famosa pintura de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci está en cuestión. Un nuevo estudio ha revelado que el mito de que la mirada de la Mona Lisa sigue a sus espectadores por la habitación no se cumple con este cuadro.

El cuadro de la Mona Lisa es famoso por dos rasgos característicos de ella misma: su enigmática sonrisa y su mirada fija, junto al mito de que la mirada de la Mona Lisa sigue a sus espectadores por la habitación.

La pintura de Leonardo da Vinci, que también se con0ce como “La Gioconda”, ha dado nombre a un fenómeno científico conocido como “el efecto Mona Lisa”, que se refiere a la ilusión con base científica de que la imagen de una persona siempre mira directamente al espectador, sin importar que esté en uno u otro lado de la habitación.

La nueva investigación publicada en la revista i-Perception ha evidenciado que este fenómeno científico es real y ocurre en numerosas imágenes, pero la Mona Lisa no es una de ellas. Los científicos de la Universidad Bielefeld de Alemania han llegado a esta conclusión con este novedoso estudio.

Este equipo de investigadores afirma que realmente, la Mona Lisa se encuentra mirando a unos 15 grados a la derecha del espectador, es decir, por encima del hombro derecho o incluso a la oreja derecha de la persona que mira el cuadro.

Así, los principales investigadores del estudio, Gernot Horstmann, profesor asociado del Centro de Excelencia en Tecnología de la Intervención Cognitiva (CITEC) de la Universidad de Bielefeld, y Sebastian Loth, asistente de investigación, solicitaron a 24 personas que evaluaran la mirada de la Mona Lisa.

A diferencia de otros estudios, no preguntaron si sentían que la Mona Lisa les estaba mirando, sino que abrieron la pintura en una pantalla de ordenador y les pidieron que midieran la dirección de la mirada con una regla de 2 metros colocada entre ellos y la pantalla.

La distancia entre las personas que formaban parte del estudio y la pantalla del ordenador no variaba, era de 66 cm, pero la regla se fue moviendo más cerca y más lejos de la pantalla en la prueba. También se modificó el tamaño y el área que podían ver de la Mona Lisa, para así ver si esa percepción que tenían sobre la mirada de la mujer del cuadro se había visto influenciada por otras características de su rostro.

Venden un cuadro pintado por IA por 380.300 euros, ¿qué implica esto?

Utilizando diferentes grados de zoom, entre el 30 y el 70%, hubo en momento en los que tan solo se veía la nariz y los ojos de la Mona Lisa. Para que las personas que participaban no usaron la misma medida en la regla toda las veces, también se movió la Mona Lisa 3,4 cm hacia la izquierda y la derecha de la pantalla.

El efecto Mona Lisa en el que el sujeto de una imagen parece estar mirando a su espectador se da si su mirada se encuentra dentro de los 5 grados a la izquierda o la derecha de la persona, pero en este estudio la mirada de la Mona Lisa se encuentra en un ángulo promedio de 15,4 grados a la derecha del espectador, con lo cual, la Mona Lisa no está mirando a su público.

“No hay dudas sobre la existencia del efecto Mona Lisa. Simplemente no ocurre con la propia Mona Lisa”, han explicado Horstmann y Loth.

Con este estudio cae el mito de la mirada de la Mona Lisa, aunque el efecto Mona Lisa es totalmente verídico y se da en numerosos casos, pero según los investigadores de la Universidad Bielefeld el cuadro que da nombre a este fenómeno no lo cumple.

Vía | CNN

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández