Entretenimiento

8 formas sencillas y económicas de ser un consumidor más concienciado en 2019

Para comprar en Amazon la plataforma implantará un selfie como medida de reconocimiento facial

El cambio climático está afectando de forma inminente al planeta, por ello debemos cambiar nuestros hábitos y paliar los desastres naturales que ya se están dando. Estas son 8 formas sencillas de ser un consumidor concienciado con el medio ambiente en 2019.

La contaminación de la atmósfera y el cambio climático están haciendo cada vez más irreversible todos los daños que estamos produciendo al planeta, pero hay algunas cosas que podemos hacer como consumidores para estar más concienciados y contribuir de forma sencilla y económica a no aumentar la huella de carbono del ser humano en este 2019.

Como ya se anunció hace unos meses, si continuamos contaminando al ritmo que lo estamos haciendo actualmente, en el año 2040 habrá una escasez muy significativa de alimentos, incendios forestales y los arrecifes de coral desaparecerán, entre otras numerosas catástrofes medioambientales que darán lugar.

Pero todavía podemos dar un giro a la situación cambiando nuestros hábitos y nuestro consumo masivo, que son los que nos han llevado a estos límites climáticos. Las empresas y los gobiernos también tienen en sus manos cambiar el rumbo hacia el que nos dirigimos, con la creación de políticas para reducir las emisiones de carbono, por ejemplo.

Las personas que consumimos también podemos contribuir de manera muy significativa a reducir la huella de carbono del planeta. Podemos cambiar pequeñas cosas de forma simple y económica en nuestro estilo de vida para ser unos consumidores más responsables.

Un estudio publicado en la revista Nature el pasado año evidenció que los esfuerzos que realizamos los consumidores pueden ayudar significativamente a alcanzar el objetivo de que la temperatura de la tierra no aumente más de 1,5 grados centígrados para el 2030.

Además, también está demostrado que cuando una persona decide vivir de forma más sostenible va a influir en el resto de personas que le rodean creando un efecto dominó en toda su comunidad. Por ello estas son 8 formas sencillas y económicas con las que puedes ser una persona que consume con conciencia y responsabilidad medioambiental en este 2019:

  1. Utiliza botellas de jabón de vidrio recargables: Seguro que en tu casa utilizas numerosas botellas de plástico, tanto para beber agua, como en el jabón para lavar platos, el detergente para la ropa o el champú. Puedes utilizar botellas de jabones de mano y productos de baño de vidrio. Así, puedes comprar los productos en grandes bolsas que cuestan menos y además utilizan menos plástico.
  2. Deja de utilizar bolsas de plástico desechables: Las bolsas que antes se daban en los supermercados contaminan enormemente, ya que muchas veces se tiran sin darles nuevo uso. Ahora hay bolsas reutilizables de silicona, y de otros materiales menos contaminantes que se pueden dar uso de forma constante. No solo las bolsas de plástico pueden ser prescindibles, sino todos aquellos plásticos de un solo uso pueden ser los vasos de plástico, los cuales se suelen tirar y que son uno de los causantes de la contaminación de los océanos y del planeta en general.
  3. Usa papel reciclado en la cocina y en el baño: Intenta sustituir todo el papel que utilizas por toallas o trapos de cocina que sean de tela y se puedan lavar para volver a utilizarlos. Las servilletas con las que comemos, y el papel que utilizamos en la cocina pueden ser prescindibles si utilizamos servilletas de tela. En el baño, el papel higiénico también puede ser de papel reciclado, muchas marcas lo fabrican.
  4. Descubrir algunas comidas sin carne que te gusten: La carne es una de las fuentes más importantes de gases de efecto invernadero, y según diversos estudios si todos nos hiciéramos vegetarianos reduciríamos las emisiones globales relacionadas con los alimentos en un 63%. Hay numerosos platos vegetarianos que son exquisitos y que puedes incluir en tu dieta, reduciendo así tu consumo de carne y, por tanto, la contaminación que conlleva la producción de estos alimentos.
  5. Cámbiate al envío de dos días de Amazon: Los consumidores cada vez demandan más rapidez para la recepción de sus productos. Además, muchos productos que se compran en el momento traen grandes cajas para un único producto. Si no necesitas de forma urgente algo puedes esperar y pedir varios productos al mismo tiempo, así no harán falta tantos envoltorios desechables para un pequeño producto. Si requieres un envío urgente, es posible que en muchas ocasiones se envíe tu pedido por transporte aéreo en lugar de por tierra, lo que genera muchos más gases de efecto invernadero. Por ello si compras algo que no necesitas de forma urgente, el envío de dos días es suficiente y contribuirás a contaminar menos el planeta.
  6. Deja bolsas reutilizables en todas partes: A veces nos olvidamos de coger las bolsas reutilizables antes de ir a comprar al supermercado, y tenemos que pedir bolsas de plástico para poder traer nuestra compra. Puedes guardar bolsas reutilizables en los sitios más característicos, ya sea tu coche, en el bolso, o en las maletas. Nunca sabes si necesitarás cargar con algún objeto o comprar algo a última hora, así que mejor ir preparada y no tener que pedir bolsas de plástico descartables.
  7. Compra menos ropa y solo de marcas sostenibles: La mayoría de las personas tiene más ropa de la que necesita, y la mayoría se fabrican a un coste bajo con mano de obra barata y materiales de baja calidad. Así, la ropa también se ha convertido en algo desechable; la gente compra algo en una temporada y lo tira en la temporada siguiente. Esto genera miles de residuos que contaminan enormemente al planeta. Numerosas encuestas demuestran que tan solo usamos el 20% de la ropa que tenemos en nuestro armario de forma regular. Aunque puedan costar más dinero en el momento de la compra, a largo plazo ahorrarás dinero y además contribuirás a no contaminar más el planeta. Además, hay marcas comprometidas con la sostenibilidad del medio ambiente, que utilizan formas de producción menos dañinas para el planeta que las convencionales.
  8. Deja de utilizar pajitas de plástico: Las pajitas de plástico suponen la forma más inútil de contaminar la naturaleza y los océanos. Estos pequeños monstruos que se utilizan para tomar bebidas ya han sido prohibidas en numerosas partes del planeta, e incluso Starbucks está creando nuevos recipientes en los que no se necesiten estas pajitas. Pero se siguen viendo tanto en los bares como en las cafeterías, y los consumidores siguen sin concienciarse de que el uso de millones de estos plásticos a diario supone un efecto nocivo para la Tierra. Así que si no puedes dejar de utilizar pajitas para beber, puedes comprar pajitas de metal o de bambú, que se venden actualmente en muchas tiendas sostenibles; puedes llevar en tu bolso esta pajita, y limpiarla una vez que la utilices para darle uso en tu día a día. Un pequeño gesto que puede contribuir enormemente a salvar el planeta.

3 maneras de convencer a alguien de que el cambio climático existe

Estas 8 formas sencillas y económicas para ser un consumidor más concienciado en 2019, con el problema al que nos enfrentamos pueden hacer que contribuyamos de forma muy significativa a salvar al planeta y a nosotros mismos del cambio climático.

Vía | Fast Company

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández