Entretenimiento

5 pueblos terroríficos de España solo aptos para valientes

Crédito: Franciscojhhb/Wikipedia

Calles vacías que esconden secretos, ruinas con encanto que provocan escalofríos, castillos abandonados, calles bajo las aguas o viviendas atravesadas por súbitas enfermedades. Estos son cinco de los pueblos más terroríficos de España.

Nuestro país, y especialmente la España vaciada, está surcada de pueblos con cada vez menos habitantes, o que llevan abandonados décadas. En algunos de ellos no pasarías la noche ni por una fortuna, ya que sus calles desangeladas, sus piedras surcadas de historia, o la memoria decadente de sus monumentos te provocarán escalofríos.

5 macabras iglesias decoradas con huesos humanos reales

Volamos virtualmente hacia los cinco pueblos más terroríficos de España: desde villas fantasma donde familias se esfumaron de un plumazo a lugares tragados por un embalse donde las campanas de la iglesia siguen sonando, o puntos de paso del Camino de Santiago casi convertidos en bosque y con riesgo de derrumbe.

Belchite viejo, el pueblo fantasma de la Guerra Civil (Zaragoza)

Belchite

Crédito: Diego Delso/Wikipedia

Llamado también el pueblo fantasma de la Guerra Civil, en su asedio durante la contienda murieron más de 5.000 personas, cuyos gritos dice la leyenda que todavía resuenan por el municipio. Lo cierto es que las huellas físicas de la devastación todavía pueden tocarse: hay agujeros de mortero, marcas de disparos o vestigios de bombardeos. Belchite puede visitarse en recorridos acompañados por un guía turístico. Incluso existe una versión nocturna con linternas para los más valientes. 

Cabe destacar que al finalizar la contienda bélica el régimen Franquista tomó la decisión de no reconstruir el pueblo parcialmente destruido de Belchite. Para construir el pueblo nuevo se utilizó un campo de concentración llamado “Rusia” donde estaban más de 1.000 prisioneros republicanos. Muchos de ellos fallecieron por las condiciones extremas que padecieron. En el pueblo viejo siguió residiendo gente hasta 1964, a partir del cual fue totalmente abandonado, ya que estaba prohibida la reparación de los daños de la guerra.

El pueblo maldito de Ochate (Burgos)

Ruinas de la Ermita de Burgondo. Condado de Treviño, España Basotxerri -

Ruinas de la Ermita de Burgondo. Condado de Treviño, España
Basotxerri –

En Castilla y León se asoma este pueblo sujeto a la eternidad por los coletazos de la enfermedad que lo dejó vacío. Situado en el municipio abandonado del Condado de Treviño (Burgos) se trata de Ochate, cuna de reunión de curiosos y especialistas en fenómenos paranormales que hablan de apariciones inexplicables, espíritus, suicidios, densas nieblas y avistameintos desde el cielo. En definitiva, toda clase de sucesos fantasmales entre sus ruinas.

¿Qué pasó en Ochate para acuñar su fama maldita? Nada más y nada menos que tres epidemias devastaron el pueblo, -que cuenta que una decena de familias desaparecieron a la mañana- hoy engullido por la naturaleza. Prucendio Muguruza publicó en 1981 la supuesta fotografía de un ovni sobrevolando las cercanías, aunque varios expertos la categorizaron como falsa. 

Según esta versión, Ochate habría sido abandonado debido a tres epidemias misteriosas sucedidas en 1860, 1864 y 1870: viruela, tifus y cólera, que diezmaron el lugar, aunque de forma inexplicable no habrían afectado a municipios colindantes.​ En los últimos años se han recogido documentos sonoros y varias psicofonías sobre una niña de unos 9 o 10 años que grita kanpora (‘fuera’, en euskera), y una mujer madura que dice: ¿Qué hace aún la puerta cerrada?.

Enrique Echezarra, un investigador vitoriano, publicó un artículo en 2001 titulado “Ochate ¿un pasado fraudulento?” desmintiendo varias de estas alusiones de Muguruza, mientras que en 2007 salió  “Ochate, realidad y leyenda del pueblo maldito”, un libro de Antonio Arroyo y Julio Corral. Fraude o misterio, el terror está servido.

Las campanas sumergidas del pueblo sumergido de La Muedra (Soria)

Crédito: Franciscojhhb/Wikipedia

Crédito: Franciscojhhb/Wikipedia

Este pueblo yace para siempre bajo las aguas del embalse de la Cuerda del Pozo, en la zona Norte de Soria y a escasa distancia de la Sierra de Cebollera, que pertenece a La Rioja pero delimita con Soria. Lo característico de este pueblo, anegado por la construcción del pantano, es que emerge cada vez que llega la sequía. Pueden apreciarse las torres más altas de las construcciones del pueblo, como la de iglesia. De hecho, es sobrecogedora la imagen de cómo emerge el campanario de entre las aguas. 

Además, su cementerio abandonado no es desde luego apto para personas con miedo.

El misterioso Monasterio de San Jerónimo de Guisando (Ávila)

Crédito: Asqueladd

Crédito: Asqueladd/Wikipedia

El origen de este enigmático monasterio, hoy entre la maleza, se remonta al año 1375. Desde entonces ha sufrido hasta tres incendios, el último a finales del siglo XX. Capilla en ruinas, laberínticos jardines o bodegas repletas de murciélagos hacen de este lugar un punto emblemático para soñadores de Transilvania y fans de los vampiros. Quedan en pie la iglesia, el claustro, los jardines románticos y la ermita de San Miguel de estilo neoclásico. Puede visitarse miércoles y sábados contactando a través de su página web. Puedes echarle un vistazo a este reportaje sobre su historia en El Salto.

Soutomerille, el pueblo gallego comido por la maleza (Galicia)

Camnorte/Flickr

Muchas curiosidades empapan este verdosa aldea olvidada, hoy sin habitantes y colonizada por las plantas: tiene el cementerio más pequeño de Galicia, lugares sacados de cuento y la Iglesia de San Salvador de Soutomerille, además de la casa torre, habitada por sus dueños hasta finales del siglo XIX y hoy conquistada por las plantas. En la reconstrucción de la iglesia del año 1619 conservaron una ventana de estilo mozárabe, y su interior tiene el encanto de la humedad.

Un tramo de la ruta es común al Camino de Santiago Primitivo, por lo que está muy bien indicado. Amantes de la fotografía y de los lugares abandonados disfrutarán de sus rincones, aunque tiene zonas cerradas al paso por peligro de derrumbe. Si buscas hiedra, magia y la reconquista de la naturaleza, acude allí.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.