Tecnología

Tres razones por las que aún no estás preparado para ir en coche autónomo

Tres razones por las que aún no estás preparado para ir en coche autónomo
Escrito por Lara Olmo

El 2021 será el año en que veamos circulando coches autónomos por carreteras y vías públicas. Pero antes es necesaria una labor de concienciación sobre los límites y riesgos que comporta esta tecnología, pues la vida de los conductores está en juego.

Muchos fabricantes de automóviles, compañías de tecnología y legisladores coinciden en señalar el 2021 como el año en que definitivamente veremos circular coches autónomos por las carreteras. Hasta que ese momento llegue, las compañías no dejan de testar prototipos y de trabajar en el desarrollo de nuevo modelos más avanzados y más autónomos.

Este es precisamene uno de los temas más delicados en lo concerniente a la industria y la comercialización de los coches que conducen solos.

La tecnología ha avanzado tanto y tan rápido que los usuarios no han tenido el tiempo suficiente de conocer las características y las limitaciones que aún presentan estos vehículos. Algunos han oído el término coche autónomo y han visto el futuro convertirse en presente, dejando su vida en manos de unas máquinas que no están diseñadas (todavía) para cederles el volante.

El desconocimiento de estos conductores ha provocado más de un accidente, lo que ha provocado que otros usuarios reticentes a estos vehículos les cojan todavía más miedo.

Para que el coche autónomo se normalice y acabemos adoptándolo como medio de transporte es necesaria la educación acerca de cómo funcionan, qué beneficios ofrecen pero también qué riesgos pueden acarrear.

A grandes rasgos, hay tres factores importantes a tener en cuenta antes de viajar en coche autónomo:

Niveles de autonomía

Los fabricantes y empresas tecnológicas (Google/Waymo, Tesla, Uber, Ford, General Motors y un largo etc) están trabajando en tecnologías de auto-conducción cada vez más sofisticadas, para que llegue el día en que los coches circulen completamente solos y sin la necesidad de que el conductor intervenga.

Es lo que sería un nivel cinco de autonomía, pero aún estamos muy lejos de este escenario. A día de hoy el nivel máximo alcanzado, y solo en prototipado (no se comercializan), es un nivel 3, que permite que el vehículo tome ciertas decisiones (cambiar de carril, adelantar, dejarse adelantar) siempre y cuando circule por un entorno estable (autovía) y no en ciudad.

El famoso AutoPilot de Tesla es un nivel 2 de autonomía, que exige el soporte constante del conductor, porque en cuanto surge algún imprevisto u obstáculo, la máquina le cede los mandos. El nivel 4 es el más plausible a corto plazo, y en el que los fabricantes están poniendo todos sus esfuerzos.

No son infalibles

Hay que pensar que autonomía no es sinónimo de perfección. Un vehículo autónomo es una máquina y por tanto puede fallar; además de que los niveles de auto-conducción aún no son elevados, hay que pensar que es otra forma de circular distinta a  la habitual, para la que no nos hemos preparado. Los pilotos de avión pasan meses probando los sistemas de pilotaje automatizados antes de volar con uno. Por tanto, tendremos que acostumbrarnos poco a poco a esta nueva forma de movilidad.

Distracciones al volante

Según la DGT, en España fallecen cada año alrededor de 500 personas en accidentes de tráfico a causa de las distracciones al volante; esto las convierte en la causa del 30% de las víctimas mortales en carretera. Y el móvil suele estar detrás de la mayoría de ellas.

Si hoy en día muchos conductores usan WhatsApp mientras conducen un vehículo convencional (el 43% de los jóvenes), qué podemos esperar cuando los circulen por si solos. Esta tecnología no está pensada para que el usuario del coche adopte un rol pasivo, sino que en última instancia siempre tendrá que estar pendiente de la carretera y la circulación. De modo que a medida que se extienda su uso, los mensajes de concienciación sobre las distracciones al volante cada vez serán más necesarios.

Vía | Venture Beat

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.