Tecnología

Toyota se lanza a la industria de la rehabilitación robótica en Japón

toyota rehabilitacion robotica

Toyota Motor Corp busca solventar el mayor problema al que se enfrenta Japón actualmente: el envejecimiento de la población. Para ello ofrece rehabilitación robótica.

Las compañías automovilísticas japonesas se han dado cuenta de que el país no necesita más coches autónomos, sino más habitantes que puedan conducirlos.

Japón es el país más envejecido del mundo: los habitantes de más de 65 años representaban un 27,5% de la población, frente al 8,5% de media a escala global. A las consecuencias habituales como una falta de mano de obra o incremento de pensiones se le añade un factor más: una reducción en la demanda de vehículos.

Por ello la segunda productora de automóviles más grande del mundo ha decidido comercializar robots que puedan rehabilitar a pacientes. Así, ha puesto a disposición de los usuarios un servicio de alquiler de su sistema de movimiento asistido, que ayuda a los pacientes a aprender a caminar de nuevo tras sufrir un infarto u otras condiciones similares.

No es pionero en la materia, ya que Honda Motor Co sacó al mercado unas piernas robóticas, inspirados en su robot ASIMO.

El directo ejecutivo del Centro Fronterizo de Investigación de Toyota, Toshiyuki Isobe, explicó que pasar de fabricar automóviles a producir robots era un paso natural para la compañía ya que su misión era crear productos prácticos que cumplan una función.

Realidad virtual y exoesqueletos para combatir la paraplejia

No obstante, desarrollar el robot de movimiento asistido ha sido todo un reto para la compañía ya que les ha sacado de su zona de confort; les ha llevado 10 años sacar el producto al mercado.

“El mayo reto ha sido fijar las necesidades en el mercado de los robots, que es relativamente nuevo, y asegurarse de que nuestros productos son seguros”, declaró Isobe.

Las ventas de coches en Japón han descendido en un 8,5% entre 2013 y 2016, ya que los conductores más mayores dejan de adquirir vehículos.

Vía | Reuters

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!