Tecnología

Las claves del escándalo de los documentos secretos de Facebook

Las revelaciones más importantes de los documentos secretos de Facebook publicadas por el Parlamento Británico

Una investigación de más de 200 páginas publicada por el Parlamento Británico revela que Facebook daba a diversas compañías acceso sin permiso a datos de sus usuarios, aprovechando para asfixiar a sus competidores.

A Facebook se le podrían aplicar últimamente muchas perlas del popular refranero español, como “a perro flaco, todo son pulgas” o “no es oro todo lo que reluce”, en referencia a su éxito menguado por constantes escándalos de privacidad y unas disculpas públicas de Zuckerberg que comienzan a parecerse al cuento de Pedro y el lobo. Esta misma tarde se daban a conocer por parte del Parlamento de Reino Unido un conjunto de documentos secretos de Facebook, los cuales forman parte de una batalla legal entre la compañía de Mark Zuckerberg y el desarrollador de aplicaciones Six4Three.

Facebook y Cambridge Analytica: todas las claves para comprender el escándalo

Aunque los documentos están sellados por orden judicial en California pudieron publicarse empleando el privilegio parlamentario en el Reino Unido. La demanda incluye correos electrónicos enviados por el CEO de Facebook y también las firmas de las listas blancas de Facebook, a cambio de acceder a los datos a las compañías y tomar “posiciones agresivas” contra sus principales rivales en el mercado, como la extinta aplicación de vídeos en bucle Vine, propiedad de Twitter.

Principales revelaciones de los documentos secretos de Facebook

Los documentos aluden al funcionamiento de Facebook entre los años 2012 y 2015 aproximadamente, cuando la red social brindó a un grupo de selectas empresas acceso a datos de millones de usuarios, mientras que al mismo tiempo modificaba sus políticas de privacidad para que otras empresas no pudieran tener este acceso. Algunas de las compañías beneficiadas fueron Netflix o Airbnb. Aquellas que más invertían en publicidad dentro de la plataforma eran beneficiadas, y las principales rivales privadas de acceso a la información, todo ello sin consentimiento de su gigantesca base de usuarios.

Sin ir más lejos, los documentos secretos muestran que Zuckerberg aprobó personalmente la decisión de denegar el acceso a los datos para la ya desaparecida aplicación de video de Twitter, Vine. También se dificultó a los usuarios conocer los controvertidos cambios en su aplicación de Android, que permitieron a la red social recopilar un registro de llamadas y textos enviados por los usuarios.

Donald Trump: así ganó un 10% de votantes gracias a la publicidad segmentada en Facebook

Damian Collins, presidente del Comité del Comité de Deportes, Medios de Comunicación, y Deportes en el Parlamento Británico fue el responsable de revelar los documentos secretos de Facebook, considerados de interés público. “Plantean preguntas importantes sobre cómo Facebook trata los datos de los usuarios, sus políticas para trabajar con los desarrolladores de aplicaciones y cómo ejercen su posición dominante en el mercado de las redes sociales”, indicó.

Zuckerberg fue invitado a presentar pruebas ante el Comité Digital, de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes en innumerables ocasiones. Sin embargo, desde Reino Unido recalcan que el CEO rechazó acudir, mientras que la semana pasada la plataforma envió a su jefe de política, Richard Allan.

Facebook respondió negando haber vendido datos de los usuarios

Desde la red social no han tardado en defenderse de las acusaciones calificándolas de infundadas“Como hemos dicho muchas veces, los documentos que Six4Tree reunió para su caso sin fundamento son solo una parte de la historia y se presentan de manera muy engañosa sin contexto adicional”, señalaba un portavoz, destacando que respaldan los cambios realizados en la plataforma en 2015 para evitar que una persona comparta los datos de sus amigos con los desarrolladores.

“Como cualquier negocio, tuvimos muchas conversaciones internas sobre las diversas formas en que podríamos construir un modelo de negocio sostenible para nuestra plataforma. Pero los hechos son claros: nunca hemos vendido los datos de la gente” subrayaban desde Facebook. La reacción de los usuarios podría no tardar en llegar, algo que también sucedió con el escándalo de Cambridge Analytica, que menoscabó la confianza de los internautas y mermó el crecimiento de la red social, provocando una caída en bolsa del 24% tan solo unas horas después de que se diera a conocer el suceso.

Puedes consultar el grueso completo de los documentos secretos de Facebook pinchando aquí.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.