Tecnología

Los vehículos más contaminantes dirán adiós al centro de Madrid en noviembre

Los vehículos más contaminantes dirán adiós al centro de Madrid en noviembre

A partir de noviembre los vehículos carentes de distintivo ambiental -aquellos diésel matriculados antes de 2006 y los gasolina antes del año 2000- no podrán acceder, circular o aparcar por el centro de la capital madrileña. ¿A qué se debe esta restricción?

La contaminación atmosférica y la emisión de gases contaminantes constituye uno de los principales problemas de salud a los que se enfrenta nuestro planeta en la actualidad: tanto es así que el 95% de la población global respira aire contaminado y análisis recientes como un estudio publicado en The Lancet atribuyen a la misma la responsabilidad del 16% de muertes a nivel mundial, 25% en el caso de los países más afectados.

Para afrontar el desafío de reducir de forma considerable las emisiones, las grandes urbes llevan a cabo diversas propuestas: desde el control de la polución a tiempo real como sucede en Tokio al impulso de los vehículos eléctricos, la apuesta por el transporte público -algo que saben muy bien en Copenhague, el paraíso de las bicicletas- o el incremento de las zonas verdes urbanas, algo que impulsan ciudades como Hamburgo.

Ahora, Madrid pone límites a la circulación de vehículos sin distintivo ambiental con un propósito múltiple: reducir en un 40% las emisiones de dióxido de nitrógeno y un 20% el tráfico de paso, así como implantar la zona Madrid Central, cuyo propósito es dar prioridad a los residentes y mejorar la movilidad de peatones, transporte público y ciclistas. Según datos de la DGT se quedarán sin posibilidad de acceder y aparcar a la zona céntrica un 38% del parque móvil de la Comunidad de Madrid y entre el 17% y el 20% de los coches y motos que circulan en la actualidad por la urbe madrileña; en total, una quinta parte de los vehículos que circulan por la capital. 

¿Cuánta contaminación hay en tu ciudad? Este mapa europeo lo muestra a tiempo real

La iniciativa se inscribe dentro del Plan A de Calidad del Aire y afectará a 472 hectáreas dentro de cuyo perímetro se ha prohibido la circulación, pese a que habrá calles sin restricciones para ordenar el tráfico al no existir alternativas. Las personas deben estar empadronadas en esta zona para acceder y circular libremente, mientras que como novedad, tendrán 20 invitados como máximo al mes -que solamente podrán aparcar durante dos horas en zona SER-. A partir de 2025 si los residentes no tienen etiqueta de la DGT no podrán circular.

La libre circulación quedará reservada a empadronados, los vehículos para personas con tarjeta de movilidad reducida, vehículos con etiqueta CERO o ECO, bicicletas, servicios públicos esenciales, sanitarios y de emergencias.

Los propietarios de vivienda en Centro no empadronados estarán sujetos a la regla general y únicamente tendrán acceso a Madrid Central con etiquetas CERO o ECO, o con B o C sin van a garajes o aparcamientos públicos. Si el vehículo es un ciclomotor, moto o de tres ruedas cuya etiqueta sea B o C podrán tanto acceder como aparcar entre las 7:00 y las 22:00. Los vehículos de gasolina matriculados antes del 2000 y los diésel matriculados antes del 2006 únicamente podrán acceder al centro con etiqueta ambiental y solamente podrán aparcar en una de las 5.900 plazas de garaje privadas de la zona.

El plazo de adaptación de la nueva zona de prioridad residencial en el centro será de dos meses desde su entrada en vigor en noviembre, mientras que a partir de febrero de 2019 se pondrán multas de 90 euros para los infractores. También se prevé la duplicación del espacio dedicado en superficie al aparcamiento de motos, pasando de los 1.276 metros actuales a 2.693, mejorando la distribución geográfica y la movilidad peatonal.

¿A qué zonas afecta la APR?

La Área de Prioridad Residencial estará delimitada por las calles Alberto Aguilera, glorieta de Ruiz Jiménez, Carranza, Sagasta, glorieta de Bilbao, Génova, plaza de Colón, paseo de Recoletos, plaza de Cibeles, paseo del Prado, plaza de Cánovas del Castillo, glorieta de Carlos V, ronda de Atocha, ronda de Valencia, glorieta de Embajadores, ronda de Toledo, ronda de Segovia, cuesta de la Vega, Mayor, Bailén, plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

Estarán restringidos los accesos a la circulación en las calles situadas dentro de dicho perímetro a excepción de las calles Santa Cruz de Marcenado, Mártires de Alcalá, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Algeciras, Cuesta Ramón, Ventura Rodríguez y Duque de Liria debido a la citada ordenación del tráfico.

Fuentes | El País/ El Confidencial

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.