Motor

Un exempleado de Apple, acusado de robar secretos del coche autónomo

resultados financieros apple

Os contamos la historia de Xiaolang Zhang, exempleado a cargo del coche autónomo de Apple. El guion incluye un permiso de paternidad con visitas encubiertas a la oficina, bases de datos secretas, archivos descargados a un PC personal y una fuga fallida a China tras ser interrogado…

Hay veces que el sector tecnológico parece de película de Hollywood, con detenciones de personas a la fuga destino a países exóticos tras haber cometido un supuesto delito. Acción, suspense y una trama de intrigas empresariales con maletines y secretos a bordo.

Empecemos por el principio. Xiaolang Zhang era un prometedor ingeniero con una notoria habilidad en campos de máxima innovación. Tanto que Apple decidió contratarle para desarrollar software y hardware para su proyecto de vehículo autónomo; en concreto, para diseñar y probar placas de circuito que analizaran los datos de los sensores.

En abril de este mismo año, Zhang pidió un permiso de paternidad después del nacimiento de su niño y viajó con su familia a China. A su regreso, el empleado anunció que deseaba abandonar Apple, regresar al país asiático y comenzar a trabajar para Xiaopeng Motors, una empresa rival en esa prometedora arena.

Ante un movimiento tan extraño, de rival a rival, el supervisor de Zhang decidió pedir una revisión de seguridad interna. ¿El resultado? El bueno de Xiaolang Zhang había realizado búsquedas exhaustivas en bases de datos secretas y había ingresado al campus de Apple el 28 de abril, cuando se suponía que estaría de baja de paternidad. En esa visita, a todas luces irregular, el protagonista de nuestra historia robó algunas placas de circuito, información confidencial y logró que algunos de sus todavía compañeros le mostraran avances inéditos hasta el momento.

Apple entra al mercado de los vehículos autónomos de la mano de Volkswagen

Alrededor de 5.000 de los 135.000 empleados de Apple tenían acceso a la información sobre su proyecto de coche sin conductor, pero solo 2.700 tenían acceso a las bases de datos secretas a las que Zhang accedió en esos tiempos convulsos. Zhang excusó en aquel instante su comportamiento ante el resto de empleados de Cupertino en que había solicitado un ascenso dentro de la multinacional norteamericana y creía que esa información le sería útil en el nuevo puesto.

Zhang también descargó datos a un ordenador personal, incluido un anteproyecto secreto de 25 páginas de una placa de circuito para un vehículo sin conductor que los investigadores describieron posteriormente como “el único archivo” que “sirve como base para el cargo penal instantáneo”.

Ante tamaña evidencia de que Xiaolang Zhang había robado propiedad industrial de Apple antes de irse a su nueva empresa en China, las autoridades estadounideses decidieron detenerle el 7 de julio, en el aeropuerto de San José, justo tras pasar por un puesto de control de seguridad. El vuelo fue reservado a última hora, después de que la policía lo interrogara y revisara su casa con una orden judicial el 27 de junio, según confirma Reuters.  Una huida fallida en toda regla, que podríamos decir…

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.