Tecnología

“Los impuestos a servicios digitales dañan severamente la competitividad”, dice Adigital

La Agenda Digital se queda sin ministerio propio y pasa al de Economía

Desde Adigital explican que la conocida como ‘tasa Google’ tendrá “duras consecuencias para la economía española” y que “se trata de  medidas que dañarán, unilateral e injustificadamente, nuestra competitividad”.

La imposición de una nueva tasa a las compañías digitales, promovida principalmente en respuesta a las escandalosas prácticas fiscales de multinacionales como Google o Apple que pagan migajas por su actividad en España, no convence a la industria TIC. Como era de esperar, las principales asociaciones y patronales del sector están en plena campaña para pedir la retirada de esta propuesta fiscal al Ejecutivo de Pedro Sánchez; una presión que se ha intensificado en los últimos días.

Hoy lo reconocía la directora general de la patronal AMETIC, Maria Teresa Gómez Condado, al expresar en un acto que “nuestra postura es clara: estamos haciendo toda la presión que podemos para intentar que no se aplique, aunque hoy por hoy no tenemos claro cómo se concretará“. Y, casi al mismo tiempo pero en otro evento, era la asociación Adigital la que se explayaba sobre este tema.

En opinión de Adigital, la conocida como ‘tasa Google’ tendrá “duras consecuencias para la economía española” y, afirman desde la entidad, “se trata de  medidas que dañarán, unilateral e injustificadamente, nuestra competitividad”.

Ametic y Adigital cargan contra la adaptación ‘con trampa’ del GDPR en España

En la misma línea, Adigital considera en un comunicado oficial que “medidas fiscales temporales adoptadas en el pasado han demostrado ser altamente distorsionantes, generando una fuerte inseguridad jurídica para ciudadanos, empresas e inversores, y olvidando su provisionalidad para devenir permanentes. Una solución transitoria será también un claro obstáculo para nuestra participación en el debate internacional, desincentivando la búsqueda de soluciones adecuadas, duraderas y consensuadas, y dejando a España en una situación de excepcionalidad hasta el necesario acuerdo a nivel internacional”.

“En el contexto global actual y con una economía con enormes déficits en cuanto a innovación y competitividad digital, España no puede convertirse en un país que desincentive la inversión, cualquier planteamiento en este sentido debe ser establecido internacionalmente”, afirma Carina Szpilka, presidenta de Adigital.

Adicionalmente, dicen desde esta asociación, con un impuesto de esta índole se marca un precedente, otra vez unilateral, de graves consecuencias en contra de principios impositivos internacionalmente aceptados, como es el de tributar por los beneficios, no por los ingresos. “Además de cuestiones obvias de doble tributación y de incumplimiento de tratados internacionales, debe recordarse que el elevado nivel de ingresos de las empresas no supone necesariamente un beneficio real. Es más, especialmente en los primeros años o en economías muy competitivas con márgenes reducidos”, añade el comunicado, “es frecuente que no haya beneficios o que los generados sean muy bajos, más aún en empresas intensivas en I+D. Tampoco debe olvidarse el principio que dirige la tributación corporativa, y es que las empresas pagan por el lugar donde se genera el valor, vinculado al lugar donde se asumen los costes y los riesgos de la actividad“.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.