Tecnología

Cómo los smartwatch pueden ayudar a resolver crímenes

smartwatch

Los smartwatch que algunos llevan todo el día en la muñeca desde para mirar la hora, hasta registrar la actividad física y realizar llamadas también podrían cumplir otra interesante función: resolver crímenes. Te traemos algunos ejemplos.

La tecnología que usamos en nuestro día a día es cada vez más impresionante. El último reloj inteligente que sacó Apple, el Series 4, incluso puede realizar un electrocardiograma, así como detectar caídas y pedir ayuda en caso de que el usuario se haya quedado inconsciente.

Todo esto sumado a las típicas funciones de la mayoría de smartwatches: medir la actividad física, realizar llamadas y, por supuesto, mirar la hora. No obstante, los relojes inteligentes podrían servir para aún mucho más, llegando a ser claves en la resolución de crímenes.

Desde WIRED han recalcado el interesante rol que podría jugar el pequeño dispositivo que llevamos enganchado a la muñeca 24/7, haciendo alusión al caso del periodista saudí Jamal Khashoggi, que desapareció tras entrar en el consultado de su país en Estambul. La hipótesis más plausible es que le hayan asesinado dentro de la oficina diplomática, y en su Apple Watch podría estar la clave para averiguar la verdad.

Dependiendo del modelo de Apple Watch y la cercanía a sus dispositivos móviles, los investigadores podrían averiguar detalles como su ubicación, actividad o ritmo cardíaco, lo cual arrojaría luz sobre los hechos.

No es la primera vez en la que un reloj o pulsera inteligente juega un rol clave en la resolución de un crimen. Como relatan en WIRED, a principios de este año en California la policía uso un datos del Fitbit de una víctima asesinada en su hogar; los 8 minutos en los que la pulsera registro alteraciones en su ritmo cardiaco, antes de que el latido parara definitivamente, coincidían con el rango del tiempo en el que el acusado estaba dentro de la casa, algo que pudieron comprobar contratándolo con un vídeo.

Alemania prohíbe los smartwatches para niños

Otra mujer en Seattle fue atacada en un parque, y el GPS en su reloj inteligente registró todos los acelerados movimientos mientras se defendía, logrando finalmente encerrar a su agresor y llamar a la policía.

En otros casos también ha servido para averiguar si el agresor o la víctima decían o no la verdad, comprobando su ubicación en determinado momento, así como sus movimientos para averiguar si estaban despiertos o dormidos.

Mientras que no son completamente fiables, con los recientes avances los smartwatches podrían convertirse progresivamente en una prueba válida en casos criminales y, por ahora, aclarar mínimamente el caso de Khashoggi.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.