Seguridad

Claves de ESET para gestionar tu propia seguridad digital

ESET lanza recomendaciones en materia de ciberseguridad

Por desconocimiento o curiosidad, todavía existen muchos usuarios que sucumben ante diferentes estafas y amenazas online. Desde la compañía especializada en ciberseguridad ESET, subrayan la importancia de contar con mecanismos seguros y aprender a gestionar tus dispositivos.

En la era de los dispositivos conectados, es fundamental tener una solución de seguridad instalada y actualizarla de forma periódica pero además, para no caer en engaños -por ejemplo, de phishing, spam o malware- es importante estar alerta y mantenerse informado con frecuencia sobre las diversas ciberamenazas latentes y sus consecuencias. Pese a ser nativos digitales, un estudio de BBB Institute revela que los usuarios de entre 25 y 34 años son más susceptibles al scam -estafas mediante medios electrónicos-.

Trucos innovadores para mejorar la seguridad de tus contraseñas

Las personas más jóvenes corren más riesgos cuando navegan por la red, ya que se conectan a redes WiFi poco seguras, usan dispositivos USB de desconocidos o abandonan las soluciones de seguridad. Frente a los nativos, los “inmigrantes digitales” son más prudentes, aunque se convierten en víctimas por ignorancia o falta de formación.

Según ESET, la edad no es relevante para dedicar recursos a la educación en seguridad ya que todos los usuarios necesitan concienciarse y aprender sobre cuidados básicos en la red, ya que ahí es dónde está la masa crítica que aprovechan los atacantes.

A pesar de que los eslabones más débiles de al cadena son los usuarios finales -algo que se agrava en la era del Internet de las Cosas, donde muchos dispositivos no cuentan con la protección suficiente y se multiplica el número de gadgets por individuo-, solamente 1 de cada 3 usuarios tiene una solución de seguridad en su smartphone, pese a que 8 de cada 10 reconocen que tienen la responsabilidad de sufrir un ciberataque.

Recomendaciones para garantizar tu propia ciberseguridad diaria

Con el objetivo de evitar las estafas online y de concienciar a los usuarios de que son ellos mismos los garantes de su propia seguridad -por lo menos en la mayoría de las veces- ESET aporta las siguientes claves:

  • Contraseña fuerte: Las credenciales que emplees deben ser ricas, robustas, complejas y largas, contando con al menos 10 caracteres -que combinen mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales y en la medida de lo posible, no aparecer en ningún diccionario ni basarse en información personal. Huye de las contraseñas cortas, simples y predecibles como tu fecha de cumpleaños, 123456 o qwerty, que muchas personas continúan usando.
  • El doble factor de autenticación como complemento: Utilizando este mecanismo añadirás una capa de seguridad adicional, ya sea a través del móvil o de aplicaciones como ESET Secure Authentication, que permiten proteger el acceso a la información confidencial de la empresa y a sus servicios críticos, minimizando el riesgo de intrusiones en la red corporativa en caso de pérdida de credenciales.
  • Confiar en sistemas de cifrado en las comunicaciones interpersonales para salvaguardar la privacidad. Desde ESET recomiendan DESlock, que facilita el cifrado de portátiles, dispositivo sextraíbles, correos electrónicos y archivos de empresas de todos los tamaños.
  • Realizar backups periódicos de los datos personales y profesionales: Esta práctica evita la pérdida de datos al ser víctima de ataques como el ransomware o a causa de problemas técnicos. Aquí te damos algunos consejos a la hora de hacer copias de seguridad.

“Hace unos años advertíamos del malware en los dispositivos móviles como la mayor amenaza para la seguridad de los usuarios y hoy tenemos que alertar sobre el ransomware, que sigue aumentando la cantidad de víctimas día a día”, afirman desde ESET, recordando que lo más importante es que ya sea ciberespionaje, ataques dirigidos, amenazas a la privacidad o ransomware, el punto de entrada de la mayor parte de vulnerabilidades sigue siendo el usuario, por lo que la industria debe apostar fuerte por educar y concienciar en seguridad.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.