Salud

El pescado tiene la llave para dormir mejor y ser más inteligente

Comer pescado dormir mejor y ser más inteligente

Consumir pescado de forma semanal contribuye a que duermas más e incrementes tu inteligencia, según revela un estudio científico reciente publicado por la Universidad de Pensilvania.

Si tienes problemas para conciliar el sueño y además, deseas aumentar tu coeficiente intelectual, un alimento tiene la capacidad para solventar ambas cuestiones, tal y como revela una reciente investigación publicada por la Universidad de Pensilvania. Este estudio revela que el consumo regular de pescado ha demostrado mejorar la cognición y ayudar a las personas a dormir mejor.

Entre otros datos, la investigación plasma que los niños que consumen pescado por lo menos una vez por semana tienen un mejor descanso, así como coeficientes intelectuales más altos en casi cinco puntos.Las neuronas necesitan ácidos grasos omega-3 para una estructura y función adecuadas de la membrana celular”, explica Don Vaughn, un neurocientífico de la UCLA, subrayando la importancia de incorporar peces y mariscos a la dieta. “De este modo, no sorprende que una insuficiencia dietética de ácidos grasos omega-3 conduzca a un déficit cognitivo”.

10 técnicas para dormirte más rápido, según la neurociencia

El pescado, especialmente el azul como los boquerones, las sardinas, la caballa, el bonito, el atún o el salmón, es rico en ácidos grasos omega-3, una grasa que conlleva numerosos beneficios para la salud, como la absorción de vitaminas, el cuidado del corazón, el sistema cardiovascular, la presión sanguínea, el aparato digestivo, la regulación hormonal, la depresión o la vista.

Ya existían estudios previos que mostraron una relación entre el consumo de omega-3 y la inteligencia pero ninguno había establecido anteriormente un vínculo entre las tres variables de la mejora del sueño, el incremento del coeficiente intelectual y el consumo de pescado. Para ello,la investigación reclutó una muestra de 541 niños en China, entre los que se encontraba una cantidad equitativa de mujeres y hombres. Los investigadores rastrearon el consumo de pescado junto con el rendimiento de los niños en pruebas de habilidades verbales y no verbales, como el vocabulario y la codificación. Las padres contribuyeron a registrar la calidad del sueño de los infantes.

Tras recopilar y analizar los datos, los investigadores de Universidad de Pensilvania descubrieron que los niños que revelaron haber comido pescado al menos semanalmente obtuvieron 4.8 puntos más en sus exámenes de cociente intelectual que aquellos que informaron haber comido pescado “rara vez” o “nunca”. Aquellos que comieron pescado regularmente también dormían mejor. Tiene todo el sentido del mundo, ya que el sueño es esencial para la salud y el funcionamiento del cerebro. 

“El cerebro consolida importantes recuerdos, olvida información inútil y continúa practicando las habilidades aprendidas durante el día mientras dormimos”, recuerda el Vaughn. “Dormir bien es la base del alto rendimiento en la memoria y la resolución de problemas”. Los investigadores del equipo también constataron que el sueño deficiente a menudo se acompaña de un comportamiento antisocial y mala cognición y una variedad de otros problemas. De este modo, ¿a qué estás esperando para incrementar tu ingesta dietaria de omega-3?

Fuente | Reader´s Digest

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.