TICbeat LAB

Qué ocurre cuando Microsoft deja de dar soporte a una versión de Windows

El 14 de enero de 2020 Microsoft finaliza el periodo de soporte extendido a Windows 7. Aquellos que quieran extender el soporte 3 años más tendrán que pagar. Pero ¿qué ocurre cuando Microsoft deja de dar soporte a una versión de Windows?

Por muy cómodo que estés usando la versión de Windows a la que estás acostumbrado, debes saber que llegará un día en el que tendrás que actualizar a una versión más reciente.

Como casi todo, las versiones de Windows también tiene fecha de caducidad. Por ejemplo, el 14 de enero de 2020 finaliza el periodo de 5 años de soporte extendido a la versión de Windows 7. A partir de esa fecha, todo aquel que quiera alargar el soporte otros 3 años tendrá que pagar.

Así puedes reinstalar Windows 10 sin aplicaciones de fabricante

Pero ¿qué ocurre cuando Microsoft deja de dar soporte a una versión de Windows? ¿dejará de funcionar tu ordenador? No exactamente, pero no es recomendable que lo uses por los siguientes motivos:

  • No más actualizaciones de seguridad: Cuando Microsoft deje de dar soporte a Windows ya no recibirá más actualizaciones de seguridad, incluso si se descubren importantes brechas de seguridad. Pese a que puedes instalar programas antivirus, no siempre será suficiente y en caso de fallar, no contarás con el apoyo de Microsoft. Además, poco a poco los programas de seguridad también dejarán de dar soporte a Windows 7. Microsoft sigue fabricando las actualizaciones para empresas que quieran contratarlas para el periodo de transición de una versión a otra – pero todo tiene un precio, claro.
  • No más software compatible: Como hemos mencionado con el antivirus, gradualmente otras compañías de software también dejarán de dar soporte a Windows 7. Puede que alarguen el periodo de compatibilidad un par de años más, pero progresivamente ya no podrás usar ni los navegadores.
  • Incompatibilidad con hardware: Al igual que los fabricantes de software dejarán de dar soporte, también pueden hacerlo los de hardware. Por ejemplo, las últimas plataformas CPU de Intel ya no soportan Windows 7 y 8.1, incluso antes de que haya finalizado el periodo extendido.

Por ello, antes que seguir insistiendo en usar tu querido Windows 7, es aconsejable que actualices y te acostumbres a usar una versión más reciente con las garantías de seguridad adecuadas.

Vía | How to Geek

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.