TICbeat LAB

Cómo ordenar tus dispositivos digitales (correos, álbumes) en 5 sencillos pasos

También es posible trabajar con un PC Windows desde Samsung DeX

Tener un orden en nuestros dispositivos digitales es imprescindible para poder encontrar con facilidad lo que buscamos. Si no dejamos que el caos reine en nuestros escritorios virtuales seremos mucho más eficientes y no tendremos archivos innecesarios.

La acumulación de correos electrónicos, fotos sin ordenar y otra información que llena nuestros dispositivos digitales son prácticas muy extendidas en la sociedad. A veces tenemos ordenadas nuestras casas y habitaciones, pero cuando encendemos el móvil o el ordenador el desorden se adueña de nuestros escritorios digitales.

Por eso estos 5 sencillos pasos nos ayudarán a deshacernos de toda aquella información o documentos que no necesitamos y que debemos limpiar de nuestros dispositivos para hacer hueco a otros archivos de más utilidad:

Pasos a seguir para que tu Android sea lo más seguro posible

1. Borra aplicaciones inútiles

Tu móvil Android te dirá qué apps deberías desinstalar para no quedarte sin espacio

Es posible que tu teléfono o dispositivo electrónico tenga instaladas más aplicaciones de las que realmente utilizas, así que borra las que no sean necesarias. Puedes organizar las aplicaciones de forma estética, por ejemplo en carpetas que agrupen las apps que sirvan para temas concretos (social, viajes), o si eres olvidadizo puedes agruparlas por el color de su emoticono, y hacer carpetas de colores ‘azul, rojo, verde’, ya que recordar el color de una app siempre es más sencillo que recordar su nombre, informa The Guardian.

2. Ordena tu escritorio digital o la pantalla principal

escritorio desordenado

Como en los espacios reales, el escritorio es el centro de tus operaciones digitales, por eso siempre debe estar despejado y con un orden. Agrupa tus documentos en carpetas e intenta que el escritorio tenga la menor cantidad de documentos para no agobiarte. Si no tienes mucho tiempo y quieres despejar rápido el escritorio, puedes pinchar con el botón derecho en la pantalla y y seleccionar la opción de ‘ordenar por tipo’ u ‘ordenador por tipo de archivo’. Crea un esquema sencillo que te ayude a encontrar lo que buscas de manera sencilla.

3. Correo electrónico, que tu bandeja de entrada no te desborde

correo electronico estres

El correo electrónico puede ser una de las grandes pesadillas de desorden en tus dispositivos, ya que encima no dependen de ti, sino del flujo de mensajes que te envían otras personas o empresas. La única opción para eliminar el spam o los emails que ya no te sirven para nada, es poner clics en todos estos correos electrónicos y borrar en una vez todos esos mensajes inútiles.

4. Colocar tus fotos, un trabajo largo y pesado

mejores app edicion foto para movil

Cada vez tenemos más fotos, y es más difícil tener un orden de carpetas ya que con los smartphones podemos fotografiar docenas de veces el mismo lugar, y se hace verdaderamente pesado hacer una selección mínima de las fotografías que realmente nos sirven. La única solución si no quieres pasarte horas archivando fotos, es utilizar la nube en tu dispositivo móvil. Apple y Google también ofrecen selecciones automáticas como por ejemplo recortar automáticamente tus fotos de vacaciones a un número mucho menor.

5. Conoce tu rastro digital y borra lo que no quieras compartir

se-puede-borrar-por-completo-el-rastro-digital

Hay información en tu teléfono o en tus correos electrónicos sobre ti que probablemente ni siquiera tú mismo recuerdes. Así como en tus redes sociales, y en todo Internet. Incluso tu ubicación, o lo que buscas en la Red, todo podría usarse contra ti. Así que elimina todo aquello que no quieras que siga online, ya sean tuits antiguos, publicaciones de Facebook o cuentas de servicios que ya no utilizas.

Realizando estos 5 sencillos pasos puedes hacer una limpieza de todos tus espacios digitales y por fin poner orden a la cantidad de documentos e información que guardabas en tus dispositivos electrónicos sin utilidad alguna.

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández