Innovación

Mastercard lanza la primera tarjeta de crédito del mundo con lector de huella dactilar

Mastercard lanza su primera tarjeta de crédito en Sudáfrica

Mastercard apuesta por el reconocimiento biométrico y presenta la primera tarjeta de crédito del mundo en incorporar un lector de huellas digital para identificar la identidad del titular antes del pago.

Los métodos biométricos estarán presentes en la gran mayoría de los objetos conectados del futuro, así como en la banca digital. Mastercard es pionera en esta tendencia, ya que acaba de presentar una nueva tarjeta de crédito con huella digital que facilita la comodidad de los pagos y blinda la seguridad de los consumidores

. Ajay Bhalla, el presidente de riesgo empresarial de la compañía, subraya las ventajas de la biometría: “ya sea para desbloquear un ‘smartphone’ o para hacer compras online, la huella digital está ayudando a ofrecer comodidad y seguridad adicionales”.

MotionCode, la tarjeta de crédito antifraude que cambia tu CVC cada hora

La tarjeta aterrizará en Sudáfrica, primer mercado en el que se pondrá a prueba esta tecnología de tarjetas biométricas de Mastercard mediante el supermercado Pick n Pay y de la filial de Barclays en África, Absa Bank, que también busca mejorar la experiencia que proporciona a los clientes, que podrán respirar tranquilos sabiendo que sus pagos están permanentemente protegidos.

¿Cómo funciona la tarjeta biométrica de Mastercard?

Desde la empresa apunta a que el funcionamiento de este nuevo producto es sumamente sencillo y muy similar a cualquier otra tarjeta de chip. El cliente debe registrar su huella digital en su entidad bancaria correspondiente. De esta manera, su registro dactilar se digitaliza y se cifra en forma de plantilla almacenada en la tarjeta, que tiene el chip se encuentra en la esquina superior izquierda, mientras que en la derecha se encuentra el lector de huellas.

Después, opera igual que una tarjeta normal solo que, en lugar de introducir el PIN, solamente debe colocar su dedo en el sensor mientras introduce la tarjeta en el terminal. Si la combinación de datos biométricos coincide, la transacción económica se aprueba. La autenticación biométrica confirma que la persona es el titular de la tarjeta y además, los comercios pueden beneficiarse del proyecto al funcionar la tarjeta con la infraestructura de terminales de tarjetas EMV existente. 

Los emisores podrán detectar y prevenir el fraude y los fenómenos como el phishing, reducir los costes operativos, aumentar las tasas de aprobación e incentivar la lealtad del cliente. Además, la versión futura de esta tarjeta biométrica también vendrá dotada de tecnología contactless. La compañía ya ha previsto ensayos con este producto tanto en Europa como en Asia Pacífico durante los próximos meses.

Mastercard lanza la primera tarjeta de crédito biométrica del mundo

Infografía | Mastercard

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.