Innovación

Este material puede instalarse en los tejados para descontaminar el aire

tejado

La empresa 3M ha fabricado un nuevo material para construir tejados que captura el aire contaminado. Te contamos cómo funcionan estos gránulos y cómo el nivel de toxicidad del aire puede descender considerablemente con la simple instalación de los mismos.

Este nuevo material podría reducir la contaminación del aire si se construyen los tejados de las casas. Gracias a estos gránulos que absorben el aire contaminado de la atmósfera, la contaminación del aire en las ciudades puede descender considerablemente.

Los niveles de toxicidad que se encuentran en la atmósfera son muy altos, por eso limpiar el aire es indispensable para nuestra salud y la salud del planeta.

La empresa 3M ha desarrollado unos gránulos para construir tejados que son capaces de absorber el aire contaminado de la atmósfera. “Los gránulos para techos han sido parte de nuestro negocio desde la década de 1930”, ha afirmado la directora de sostenibilidad de 3M Gayle Schueller.

Los gránulos de los tejados se usan para proteger a los hogares de los rayos solares, y así los edificios están más frescos. Además los techos son más resistentes al fuego. Hace unos 10 años 3M fabricó gránulos de techos frescos que reflejaban la luz solar. Pero estos nuevos gránulos creados en vez de reflejar la luz solar, la utilizan.

Cada gránulo está recubierto por un material que se activa con los rayos ultravioletas. Esto genera que se unan a diferentes compuestos químicos que se encuentran en el aire contaminado y los transforman en iones solubles en agua.

El Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley ha evaluado la eficacia con la que estos gránulos absorben los gases y el aire contaminado, y evidenciaron que un tejado construido con estos gránulos elimina la misma contaminación del aire que lo que eliminarían tres árboles.

Estos son los países europeos donde la contaminación causa más muertes

Así, la empresa Malarkey Roofing se ha comprometido a construir sus tejas con estos gránulos que reducen la contaminación, y por el momento ya se han fabricado tejados que han limpiado el mismo aire contaminado que limpiarían unos 100.000 árboles.

“Cuando innovamos, comenzamos con un entendimiento de dónde hay un problema e identificamos el problema del smog en las ciudades”, ha explicado Schueller.

Aunque estos gránulos son solo una solución temporal, sirven para reducir considerablemente la contaminación del aire de las ciudades, pero no eliminan este aire del ecosistema.

Por tanto para limpiar el aire en las ciudades y cuidar el medio ambiente son necesarias muchas otras medidas contra la contaminación global, pero esta innovación en la construcción de tejados de casas con este material puede ayudar a descontaminar el aire en determinados lugares especialmente contaminados.

Vía | Fast Company

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández