Energía

Estos ladrillos podrían solventar el mayor problema de la energía renovable

El 80% de la electricidad en EE.UU podría abastecerse con eólica y solar

El almacenaje de la energía renovable sobrante es muy costoso y complicado, pero este nuevo invento tiene la solución: unos ladrillos gigantes que pesan 35 toneladas. Energy Vault es la startup que ha ideado este invento que promete revolucionar el mercado.

La energía renovable es muy costosa de almacenar, por eso cuando no se produce energía solar o eólica es difícil guardar esa energía sin que este proceso suponga grandes costes. No obstante, estos ladrillos podrían ser la solución para conseguir ese almacenamiento de la energía sin grandes costes.

En concreto, el coste podría reducirse a la mitad e incluso en un 80%, y hace que la energía renovable sea más barata que la de los combustibles fósiles en cualquier momento y en cualquier lugar.

Energy Vault es la startup que ha creado este novedoso sistema, y Tata Power será el primer cliente que lo utilizará. La startup afirma que se ha inspirado en la forma en que las presas almacenan la energía, es decir, las centrales hidroeléctricas que bombean el agua hacia arriba cuando la demanda es baja y luego producen energía al girar las turbinas mientras el agua cae hacia abajo.

Pero estas presas no se pueden construir en cualquier parte, y además dañan la vida silvestre de los lugares, y pueden inundar pueblos. El nuevo invento de Energy Vault coge por tanto el modelo de las presas y lo implanta en una gran torre.

Esta torre con una altura de un edificio de 35 pisos, se centra en la gravedad, y no necesita agua. Es decir, cuando se produce más energía de la que necesita la red, ya sea en un parque eólico o en uno solar, una grúa automática utiliza la electricidad que sobra para levantar un ladrillo gigante el cual pesa 35 toneladas, hasta la parte de arriba de la torre.

Energy Vault

Imagen: Energy Vault

“Cuando esa torre está apilada, eso es toda la energía potencial”, ha explicado Robert Piconi, CEO y co-fundador de Energy Vault.

Si la red necesita energía, la grúa baja de forma automática un ladrillo, utilizando la energía cinética para cargar un generador. “Podemos tener un tiempo de respuesta de milisegundos”, ha explicado Piconi, en referencia a la operación de bajar un ladrillo.

El software de este sistema tiene en cuenta las señales que le envía la red y así controla de forma automática las grúas, que van levantando ladrillos en la velocidad necesaria para producir todo el tiempo electricidad.

Esta página web funciona con energía solar y consume menos debido a su diseño

Este invento es más barato que construir baterías de iones de litio gigantes como las que ha instalado Tesla en algunos lugares, ya que los ladrillos pueden construirse con cemento que no se puede utilizar y que se desecharía, es decir, escombros.

Ya se ha construido un prototipo en una ciudad en Suiza, de unos 22 metros de altura, y se están empezando a construir las primeras unidades del producto para diversos clientes de todo el mundo.

Así, este invento que levanta ladrillos puede ser la clave para que se pueda almacenar de forma eficiente la energía renovable.

Vía | Fast Company

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández