Energía

El proyecto secreto de Google X que podría cambiar el mercado de energías limpias

cosas nunca deberias buscar google

Google X, el laboratorio de investigación semi secreto de Alphabet Inc, está a punto de lanzar un proyecto que podría cambiar el mercado de energías limpias, haciéndolas mucho más baratas y, por tanto, poniéndolas al alcance de más personas.

Desde Google X, el laboratorio de investigación cuasi-secreto de Alphabet, salen todo tipo de proyectos innovadores que podrían cambiar el mundo. Uno de los últimos proyectos que se desarrollan dentro de este misterioso centro de innovación es el impulsado por Makani Power, una empresa de energía eólica propiedad de Alphabet desde 2013.

Makani lleva ya más de 10 años trabajando en una cometa que produce energía eólica. Ahora el proyecto parece estar pasando a la siguiente fase, y de lanzarse al mercado sin duda revolucionaría el mercado de las energías limpias.

Estas turbinas voladoras no solo son más baratas y fáciles de fabricar, sino que además son más eficientes que los molinos de viento eléctricos.

En 2008 se trataba de una simple cometa de tela, capaz de producir 2 kW de energía; en 2010 pasaron a tener alas rígidas capaces de alcanzar mayores alturas y, por ende, producir aún más energía. No obstante, el verdadero hito se alcanzó en diciembre de 2016, cuando las cometas surcaron los cielos produciendo hasta 600 kW de electricidad, suficiente para abastecer a 300 hogares.

Esta mayor eficiencia se explica ya que alcanzan mayores alturas donde los vientos son más fuertes.

Por otro lado, el coste de producción es mucho menor dado que utilizan los mismos principios aerodinámicos que los de un aerogenerador convencional, pero no tienen que incorporar las torres. Además, los materiales que emplean son más ligeros y baratos y menos abundantes, sustituyendo el acero y hormigón por materiales avanzados como la fibra de carbono, explican desde Inmesol.

Evaporación del agua, ¿el punto de partida de la próxima energía renovable?

Pero no solo es accesible por ser más económico, también puede abastecer a más personas. Los molinos de viento eléctricos se instalan en estaciones ubicadas en lugares donde los vientos alcanzan los 20-28 km/h; esto reduce notablemente las regiones que pueden beneficiarse de este tipo de energías limpias. En cambio, las cometas de Google podrían instalarse de manera independiente en prácticamente cualquier sitio.

Lo que ha despertado el interés de la comunidad actualmente por las cometas de Google X es una oferta de empleo publicada en LinkedIn. Buscan a un director de recursos humanos ya que “Makani probablemente se gradúe de X pronto“, explican en su oferta, según informan desde Independent.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.