Fintech Innovación

El BCE “sigue de cerca” el devenir del bitcoin, pero ni considera impulsarlo

El precio del Bitcoin podría llegar a los 4.000 dólares, según Goldman Sachs

Debido a sus peligros “financieros y criminales”, el Banco Central Europeo no le quita ojo a las criptomonedas más populares, como el bitcoin.

Exceptuando algunos países como Japón, que han dado luz verde al uso limitado del bitcoin en el mundo real, prácticamente ningún lugar del planeta ha dado pasos en favor de impulsar esta criptomoneda. Es más, siempre que las autoridades han movido ficha en este campo, lo han hecho para regular y restringir su expansión (como ha ocurrido en China o se está debatiendo en Rusia y otras naciones). La propia Universidad de Harvard anticipaba que el precio del bitcoin caería drásticamente debido a esta presión gubernamental.

En todo esto, el Banco Central Europeo (BCE) había mantenido -hasta ahora- un perfil más bien bajo respecto al bitcoin. Exceptuando cuando esta institución comparó la escalada de precios que vive esta divisa con la burbuja de los tulipanes en el siglo XVII, parecía que el bitcoin nos les quitaba el sueño a los reguladores bancarios comunitarios.

Las criptomonedas son una burbuja: ¿Qué vendrá después?

Hasta hoy, cuando hemos conocido que el BCE no le quita ojo al bitcoin… pero no por su pudiera tener alguna bondad, sino para mitigar sus enormes peligros. Así lo ha asegurado Benoît Cœuré, miembro ejecutivo del Banco Central Europeo, en una entrevista con Le Journal du Dimanche. En ella, el experto asegura que las criptomonedas son “instrumentos financieros especulativos que crean riesgos de naturaleza financiera y criminal. Los bancos centrales estamos siguiendo su desarrollo muy de cerca porque pueden extenderse muy rápidamente”.

Eso sí, que el BCE duerma con un ojo abierto no implica que consideren el bitcoin como una amenaza real para las divisas tradicionales. Siempre de acuerdo a las declaraciones de Cœuré, las criptomonedas “no representan ningún riesgo monetario hoy por hoy para Europa porque las cantidades involucradas son marginales”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.