Innovación Motor Tecnología

Alibaba crea la máquina de ‘vending’ para comprar un coche al instante

Tmall, filial china de Alibaba, ha diseñado una máquina expendedora de coches que permitirá comprar un vehículo con el móvil y recibirlo al momento a ras de suelo.

No hay oficina ni espacio público que se precie que no cuente con un par de máquinas expendedoras. En ellas encontramos café, refrescos, aperitivos e incluso artículos de primera necesidad, como preservativos o auriculares. Y, ahora, también coches.

Sí, han leído bien: una máquina expendedora de coches. Esta extravagante y disruptiva idea se la debemos al gigante del comercio electrónico Alibaba quien, a través de su filial china Tmall, ha diseñado un nuevo sistema para comprar automóviles sin los tediosos trámites y esperas de los concesionarios convencionales. 

Se trata como decimos de una “máquina de vending para vehículos” que cobra forma en un garaje gigante, con los vehículos ubicados en cubículos dentro de una torre, visibles desde el exterior gracias a unas enormes ventanas y un extraordinario sistema de iluminación.

Los consumidores podrán consultar y adquirir el coche de sus sueños a través del smartphone para, automáticamente, trasladar el automóvil a nivel de suelo para que sea recogido y pueda comenzar a usarse al momento. Apenas cinco minutos durará todo el proceso de compra, desde que el cliente comienza a usar la app hasta que está al volante de su nuevo bólido.

Amazon vende 24 coches Seat en un mes

El comprador pagará un 10% del valor del coche antes de que éste le sea entregado, según informa Malls. El resto podrá ser pagado al contado con Alipay o mediante un crédito concedido al instante la propia firma gracias a Sesame Credit, el sistema de calificación de crédito propio de Alibaba, a todos aquellos que posean una puntuación de más de 750 en esta plataforma. “Casi tan sencillo como comprar una CocaCola”, defienden los impulsores de esta idea.

No se trata del primer garaje automatizado de esta clase ni del primer sistema de venta de coches mediante máquinas expendedoras, pero quizás sí la aventura más ambiciosa de todas las que hemos conocido hasta el momento. La norteamericana Carvana ya creó un sistema parecido en 2015, con edificios ya en funcionamiento en Tennessee y Texas.  Por su parte, en Singapur se construyó el pasado diciembre un concesionario de 15 plantas para la venta de coches de lujo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.