Innovación

5 buenos motivos para no temer a la Inteligencia Artificial

5 buenos motivos para no temer a la Inteligencia Artificial

Son muchas las voces que se alzan contra la Inteligencia Artificial, temiendo el futuro cercano poblado por robots o los peligros de la automatización. Sin embargo, otros expertos apuntan a sus bondades y aportan razones para no temerlas.

En base a los artículos publicado por Oren Etzioni y Joe Lonsdale titulado “Deep Learning Isn’t a Dangerous Magic Genie. It’s Just Math” y “AI and Robots Will Take Our Jobs — But Better Ones Will Emerge for Us” desde VentureBeat han analizado diversos puntos a tener en cuenta para no tener miedo a la Inteligencia Artificial y sus diferentes campos, como el machine learning o el deep learning.

Cómo afectará la era del coche conectado a los trabajadores y empresas

Técnicos responsables, expertos y políticos deben, como dice Etzioni, “tener menos problemas imaginarios y más reales”, y apostar por, en lugar de alimentar el bombo del pánico a la robotización, analizar como la innovación y las máquinas de Inteligencia Artificial están transformando el software y también nuestros trabajos, economías y sociedades. 

Razones por las que la Inteligencia Artificial no es el enemigo

5 puntos clave para saber si tu trabajo podría ser sustituido por un robot

  • El miedo a la IA parte de una sensación humana, pero no es nuevo: Como ha sucedido en otros períodos disruptivos de la historia las diversas revoluciones industriales -la llegada de la máquina de vapor y las cadenas de montaje, la llegada de la electricidad, el teléfono y el avión o la irrupción de Internet- con la industria 4.0 -paradigma en auge gracias a la conectividad y la automatización- habrá sectores reacios al cambio debido a la dificultad de iniciar el período de transición, que requerirá nuevas regulaciones, infraestructuras y cambios económicos, como la renta básica que algunas voces proponen y que tiene a países como Finlandia como defensores.
  • Mejorará la salud y la seguridad vial: El aprendizaje de máquinas podrá mejorar las cadenas de suministro, redes eléctricas, sistemas de transporte, diagnósticos médicos o la seguridad en carretera. Solamente el año pasado, 40.000 estadounidenses fallecieron en accidentes automovilísticos el año pasado, y más de 4.5 millones resultaron heridos. Los asistentes de conducción perfeccionados gracias a la IA tendrán potencial para mejorar este problema en colaboración con el Big Data. En cuanto a la tecnología biosanitaria, la Inteligencia Artificial será un gran complemento para los profesionales de la salud, ayudándoles en sus predicciones, diagnósticos y tratamientos y analizando volúmenes masivos de datos de pacientes
  • Las máquinas siempre necesitarán seres humanos: Diseñadas por y para nosotros, las máquinas ganarán poder pero precisarán de los humanos para que los conocimientos generados sean accesibles, precisos, imparciales y útiles para mejorar las condiciones de vida en el planeta, necesitando figuras imprescindibles para su análisis como los científicos de datos.

Vía | VentureBeat

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.