Entrevistas Tecnología

Steve Daheb (Oracle): “Quizás negar la entrada en la nube era parte de nuestra estrategia”

Hablamos con el máximo responsable mundial de Oracle Cloud sobre las perspectivas de negocio y la competencia en el floreciente mercado cloud.

Oracle es uno de los aspirantes más feroces para hacerse con el trono de la industria cloud. Después de introducirse en este segmento en 2011, la compañía que fundó Larry Ellison ha ido expandiendo su protagonismo desde la capa de aplicaciones como servicio hasta la de plataformas e infraestructuras.

Su rol todavía es secundario en el global del mercado, aunque esta firma ya comienza a liderar algunos segmentos concretos. Y, con el fin de plantar cara a Amazon Web Services, SAP, IBM o Salesforce, la compañía californiana lanzó en el reciente Open World 2017 su primera base de datos autónoma para entornos cloud y una herramienta de seguridad ‘altamente automatizada’ basada en patrones. Todo ello junto a un agresivo plan de precios y una nueva propuesta de licenciamiento para facilitar la migración de sus actuales clientes en modelos tradicionales.

Con el fin de conocer más en detalle la estrategia y perspectiva de mercado de esta compañía en el mercado de la nube, TICbeat ha podido hablar con Steve Daheb, senior vicepresident y máximo responsable mundial de Oracle Cloud. He aquí sus valoraciones:

P.: Antes de 2011, Oracle había rechazado de plano entrar en el mercado de la nube. Ahora proclama ser un líder en este sector. ¿Cómo ha vivido, alguien como tú que llegaste a la compañía en 2015, el camino de esta compañía hacia el cloud? 

R.: El nivel de compromiso que vi, desde las primeras entrevistas con Mark [Hurd] y Thomas [Kurian], me pareció increíble. Cuando piensas en soluciones cloud y aplicaciones SaaS, hemos estado trabajando en ello durante 10 años. Una década entera para reescribir todas nuestras aplicaciones para moverse a la nube y, hoy en día, hacemos 60.000 millones de transacciones al día desde el cloud.

¿Sabes que es gracioso? Cuando piensas en Larry [Ellison] Pese a que no lo verbalizara ni lo planteara, fue uno de los pioneros de la nube y uno de los primeros en invertir en este mercado a través de NetSuite. Tienes que creer verdaderamente en ello para invertir antes que nadie. Quizás el hecho de que no lo dijera al mercado tanto como otros era parte de la estrategia.

Tras toda la innovación que hemos hecho hemos podido crear un catálogo muy completo, que cubre todas las capas. Ellison abrió el viaje hacia la nube y ahora podemos apoyar a nuestros clientes en cualquier punto de su ciclo de vida, ya sea empezando con aplicaciones nativas o haciendo desarrollo a medida, migrando o integrando sistemas ya existentes hacia este nuevo entorno.

P.: ¿Cómo habéis logrado construir los pilares de este cambio de modelo?

R.: Hemos tenido la oportunidad de ser un líder tecnológico en capas como la de aplicaciones como servicio y un rápido seguidor en otras como la de plataforma. En este último campo, un buen ejemplo es cómo hemos ido creando un equipo muy potente en Seattle, muchos de los cuales llegaron desde Amazon Web Services y están construyendo algo realmente líder a nivel técnico.

P.: ¿Robarle talento a Amazon es la razón de construir ese centro de desarrollo en Seattle? [Oracle tiene su sede en California y la compañía de Jeff Bezos en Washington]

R.: Esa fue una de las grandes razones, sí. Muchos de nuestros líderes realmente vinieron de allí y creo que vieron una oportunidad de realmente darle una vuelta a la forma de entender la nube. Nosotros no solo somos una compañía que ofrezca servicios en la nube, sino que también fabricamos nuestra propia infraestructura, sabemos el tipo de escala que tenemos que desarrollar y cuáles son las necesidades de rendimiento de nuestros clientes. Creo que los ingenieros de Amazon Web Services están muy emocionados de poder construir algo realmente especial con todas las capas.

P.: Dado que Larry Ellison ha situado a AWS como gran rival a superar, ¿cuál es el valor diferencial de Oracle en este mercado?

R.: Sabemos que Amazon ha construido un gran negocio en la capa de infraestructura como servicio y sé que todo el mundo está buscando dónde está el valor añadido en este terreno. Para mi son la integración de la analítica y la seguridad en la máquina, que estas tendencias vivan en la plataforma en que se ejecuten, ofreciendo a los clientes que puedan usar soluciones empaquetadas o personalizándolas según las necesidades de cada empresa.

Además, estamos llevando la inteligencia artificial a nuestras aplicaciones de recursos humanos para identificar al mejor candidato. También en nuestras soluciones cloud de marketing para determinar cuál es el mensaje correcto para enviar a los clientes. O, como hemos anunciado en este Open World, hemos llevado la autonomía a algo tan esencial como las bases de datos, uniendo una gestión más sencilla con la máxima seguridad.

P.: ¿En qué capa [SaaS, PaaS, IaaS] existe una mayor demanda en el sector?

R.: Estamos viendo que las capas empiezan a difuminarse un poco porque si piensas en ello, el camino de las empresas es siempre primero empezar con aplicaciones, porque nadie va a coger todo y llevarlo a la nube mañana. Pero luego tenemos que conectar todo lo que tenemos a mano con la nube, y ahí es donde los elementos de integración y modelos híbridos nos ayudan a proteger y administrar ese entorno, incluso a través de múltiples nubes. Un camino que puede empezar solo con SaaS, solo con analítica o una app concreta en la nube, pero luego vamos ampliando a infraestructuras y plataformas en modo cloud. Nosotros ofrecemos todos esos niveles, podemos decirle a nuestros clientes que no necesitan mirar en otro sitio. Y ese es un argumento realmente convincente.

P.: Me sorprende que siempre que hablan de competidores cloud, hablan de rivales en todas las capas como Amazon Web Services, SAP o Salesforce… pero nunca de Microsoft o Google. ¿Por qué?

R.: Bueno, es cierto que son competencia, pero no son los principales jugadores del sector y, además, compiten entre ellos en segmentos donde nosotros no estamos. Por ejemplo, el principal negocio hoy por hoy de ambos en la nube sigue siendo la ofimática, con Google y su G Suite contra Office 365, donde Microsoft ha hecho un importante esfuerzo. Y, si te soy honesto, en las áreas donde sí competimos rara vez me preguntan por Google como un rival, como mucho tan sólo en el área analítica. Pero no voy a escoger a Google para bases de datos, aplicaciones operativas o administración de seguridad, donde sí vas a buscar a Oracle.

Reconozco que Azure ha construido un negocio increíble pero también es igualmente cierto que muchos clientes que llevan sus sistemas a esta nube lo hacen sobre bases de datos Oracle, por lo que hemos coexistido sin problema; ambos con la estrategia de subirnos a la nube pero en vías distintas por lo general.

P.: Hablemos de otro rival, IBM. En este Open World habéis presentado una solución de seguridad para entornos cloud capaz de reconocer ataques en base a patrones e información de los sistemas de la compañía, algo que IBM ofrece desde hace algún tiempo con Watson. ¿Cuál es vuestro valor diferencial?

R.: IBM ha tenido cierto tipo de seguridad basada en patrones, pero su solución no puede reparar por si sola los errores. Ellos solo dicen ‘ey, alguien está tratando de entrar aquí. Punto’. Son un simple monitor, le dicen a alguien que debe resolver un problema, como si fueran una empresa de alarmas de hogar, que te avisan de que pasa algo y que llames a la policía. Es realmente muy gracioso. Es la diferencia sustancial entre acción predictiva o proactiva.

Y no sólo eso, porque también tenemos que pensar en conjunto. IBM puede ofrecerte la seguridad basada en patrones, luego alguien debe sentarse y ver cómo resolverlo. Luego tienes que actuar sobre un SAP que puede estar alojado en Azure y usar además los datos de análisis de Splunk para completar la protección, además de solucionar los problemas que pueda haber en una base de datos de otro proveedor más. Tanto hablar de la nube que se supone que es fácil y estamos casi creando la misma complejidad que en los entornos tradicionales. Nosotros podemos ofrecer todo eso, automatizado y en un sólo proveedor.

P.: Cerrando el repaso a la competencia, toca hablar de Salesforce. Marc Benioff dijo hace unos meses que estaba “arrasando” con Oracle. ¿Cuál es tu respuesta a esa afirmación?

R.: Tan sólo hay que mirar las cifras para ver nuestro crecimiento en el mercado cloud. Ellos sólo tienen una pieza pequeña del mercado. No estoy diciendo que no tengan un negocio increíble y que estén muy bien posicionados en su solución, pero están únicamente centrados en el CRM. Cuando sus clientes necesitan un ERP o una herramienta de cadena de suministro, una de recursos humanos, etc. tienen que usar a otros proveedores. Nosotros tenemos todos los elementos del abanico cloud.

P.: ¿Hasta qué punto la nube puede ayudar a Oracle -tradicionalmente orientado a grandes empresas- a expandir su base de clientes a las pymes?

R.: Por supuesto que es algo que nos va a facilitar llegar a startups y pequeñas empresas, al acabar con los altos costes de entrada y simplificar el desarrollo y la gestión de sus plataformas y aplicaciones empresariales. Sin duda pensamos que la nube es ese gran ecualizador tecnológico porque los clientes pueden tener acceso a la tecnología que antes no podían comprar. Y, como afirmas, es una gran oportunidad también para expandir nuestra base instalada y llegar a una clase de clientes que tal vez no hemos atacado históricamente en el pasado.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.