Empresa

Qué es el producto interior bruto, para qué sirve y cómo se calcula

Si sigues las noticias económicas te habrás dado cuenta de que cada tres meses o un año hablan del PIB. El Producto Interior Bruto es el indicador más relevante que mide la actividad económica y el crecimiento de un país o región. Pero ¿cómo se mide el PIB y para qué sirve?

El producto interior bruto (PIB) es un indicador macroeconómico que recoge el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país o región durante un período de tiempo. Es decir, este agregado es la suma total de numerosos componentes basada en medidas de bienes y servicios.

España pierde el 0,02% de su PIB en ineficiencias administrativas y tareas repetitivas

Para hablar de índices, datos, números, de productos y de interiores sin perder de vista el Norte, lo mejor será empezar por el principio: vamos a hablar de Economía y, en concreto, del PIB. La Economía es la Ciencia que estudia los recursos, la creación de riqueza y la producción, distribución y consumo de bienes y servicios, para satisfacer las necesidades humanas.

Qué es el Producto Interior Bruto, para qué sirve y cómo se calcula

Dentro de esta ciencia hay dos ramas fundamentales: la microeconomía, que estudia las diferentes formas de comportamiento en las decisiones individuales de los agentes económicos (empresas, empleados y consumidores) y la macroeconomía, que analiza los procesos microeconómicos, observando el conjunto de la economía con variables agregadas (como la producción total, las tasas de inflación, el desempleo, los salarios, etc.).

¿Qué mide el PIB?

Existen diferentes indicadores que miden el crecimiento económico de un país. El PIB es el más utilizado ya que representa el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos durante un determinado periodo en un país.

El PIB es una magnitud que se mide en unidades monetarias, en nuestro caso, en euros. Tiene en cuenta todo lo que de forma legal están contabilizado en el mercado. El PIB incluye tanto productos tangibles (bienes) como intangibles (servicios) pero es importante señalar que sólo se contabilizan los bienes finales y no los intermedios.

Es decir, si para calcular el PIB se sumara por separado la producción de los bienes intermedios, lo estaríamos contando más de una vez, ya que están incluidos en el valor del bien final. Por ejemplo, si ya hemos contado el valor de un coche no podemos contar por otro lado, la luna, los cristales o los asientes, etc. El conjunto constituye un único bien.

El impacto económico mundial de la Inteligencia Artificial

 

En el cálculo del PIB quedan excluidos los terrenos o activos financieros, la tierra y los recursos manantiales, además de los bienes de segunda mano. El producto interior bruto no incluye:

  • El pago de la factura de la luz.
  • El pago de la consulta del dentista.
  • La compra de una vivienda de segunda mano.
  • El valor de la gasolina consumida por un coche en un atasco.

Cuando en la definición de PIB se indica lo de durante un determinado periodo, se refiere a un año, aunque también es frecuente encontrar el PIB trimestral. Esto quiere decir, que sólo se contabiliza lo producido en ese espacio de tiempo. Es decir, si se realiza una transacción de un bien de segunda mano, este dato no va a aparecer en el dato del PIB, puesto que ya se contabilizó en el pasado ejercicio.

Trucos para ahorrar recursos y dinero sin darte cuenta

Generalmente el PIB muestra los datos de un país, aunque es cierto que podemos encontrar el PIB regional o incluso de entidades supranacionales. Se trata de la producción interior dentro de las fronteras de un país, independiente de la nacionalidad de los agentes económicos que lo hacen. Por ejemplo, la producción en España de una multinacional inglesa, estaría incluida en el PIB, pero no a la inversa.

¿Cómo se mide el PIB?

La medición de la actividad económica no es una tara sencilla. Existe una gran cantidad de bienes y servicios y es muy complicado recoger sistemáticamente su producción y su valor. Aun así, el medidor del caudal que recorre el flujo económico lo podemos situar en tres puntos diferentes y, en principio, la cantidad tiene que ser la misma:

  • Producción: Calcular la oferta de bienes y servicios de la economía de las empresas, lo que constituye la producción de la economía. ¿Cuál es el valor de todos los productos que se generan en un país? 
  • Gasto: Medir la demanda de bienes y servicios por parte los agentes económicos, es decir, el gasto de la economía. ¿Cuánto se gastan las familias, las empresas y el sector público adquiriendo bienes de consumo y de producción?
  • Renta: Calcular las rentas pagadas por las empresas como contraprestación a la oferta de factores productivos, lo que constituye la renta de la economía. ¿A cuánto asciende el pago de rentas que las empresas realizan? 

PRODUCCIÓN=GASTO=RENTA

Estos tres valores tendrían que ser iguales. Pero si analizamos de forma más detenida los componentes de cada uno, veremos que existen diferencias entre ellos.

¿Cómo se calcula el PIB?

Al igual que los datos se recogen por tres partes diferentes (producción, gatos y renta), el PIB también se calcula por tres métodos diferentes:

  • Gasto: Bienes y servicios que se producen en la economía y son adquiridos por los agentes económicos. Los cuatro posibles destinos del PIB son: consumo privado, inversión privada, gasto público y exportaciones netas.

PIB = C + I + G + X – M

  • Renta: El valor de todo lo producido es igual a los pagos a los factores de producción que han intervenido, incluyendo los beneficios empresariales como la remuneración al factor capital. Es decir, lo que obtienen las empresas con la producción y posterior venta de bienes y servicios se reparte para remunerar los productivos como salarios, alquileres, intereses y beneficios.

PIB = Salarios + Alquileres + Intereses + Beneficios empresariales

  • Valor añadido: Si sumamos todo lo que produce cada empresa, realizaríamos una doble contabilización, pues los productos de una son las materias primas de otras, por lo tanto, sólo hay que sumar el valor que cada etapa de la producción añade a la anterior.

PIB = Valor añadido agricultura + Valor añadido industria + Valor añadido servicios

Sobre el autor de este artículo

Carolina Fresneda Lorente

  • Juan Madueño Criado

    Un artículo muy didáctico y de fácil entendimiento.

    Son necesarios este tipo de artículos para poder crear una conciencia económica colectiva, y que cuando hablemos de aspectos económicos. tengamos claros los términos del debate.