Empresa

La lección profesional que podemos aprender de la asistente de Elon Musk

leccion profesional asistente elon musk
Escrito por Ana Muñoz

En este artículo te contamos la lección profesional que podemos aprender todos de la asistente de Elon Musk. ¿Quieres saber cuál es?

En el libro de Ashlee Vance Elon Musk: Tesla, SpaceX and the Quest for a Fantastic Future, se explica por qué el directivo dejó de trabajar con su asistente, con la cual mantenía una relación laboral desde hacía 12 años.

Según el escritor, Mary Beth Brown, su secretaria, le pidió a Musk un aumento de sueldo desorbitado. Para valorarlo, el directivo le sugirió que se tomara dos semanas de vacaciones, en las que él asumiría sus responsabilidades y vería si su propuesta era razonable.

Cuando Brown regresó de su periodo de descanso, Musk le dijo que no la necesitaba más.

Eso sí, el fundador de Tesla la ofreció otro puesto dentro de la compañía, aunque después de eso nunca más volvió a trabajar para la organización.

Este ejemplo es un tanto exagerado, pero nos enseña una importante lección profesional que todos deberíamos tener en cuenta: demuestra lo que vales antes de que alguien se adelante y demuestre que vale más que tú.

En primer lugar, antes de pedir un aumento de sueldo o un ascenso, párate 15 minutos a pensar en todo lo que haces durante una jornada laboral.

¿Podría un trabajador temporal hacer lo mismo y que todo siguiera en orden? Si la respuesta es “sí”, entonces tienes que esforzarte más.

Por encima de todo debes hacer que tu jefe te necesite, hacerte indispensable. Así que la clave está en intentar hacerte valer.

¿Me merezco un aumento de sueldo? Descúbrelo con este método

Por ejemplo, una estrategia bastante efectiva en estos casos es preguntarle a tu jefe si cree que aportas valor a la organización.

Así, cuando estéis hablando sobre algún proyecto, puedes decirle: “Por cierto, sólo quiero cerciorarme de que estoy haciendo todo lo que puedo. Sé que tú estás muy liado con el proyecto X, pero te podría ayudar de alguna forma ya que se me da muy bien trabajar con [Excel, Analytics, etc], si lo necesitas”.

La conclusión de todo esto es que tienes que hacerte valer y demostrar que eres una parte fundamental de la empresa. Aún así, debemos recordar que nadie es indispensable en una organización, sólo hay personas más o menos difíciles de reemplazar.

Vía | BI

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.

  • Esteban Saavedra

    “Según la escritorA” ??? , el autor de ese libro es un HOMBRE y se llama Ashlee Vance ,
    -no Ashley – por sí las dudas.
    PS: Quizá ahora tu jefe se pregunte si eres indispensable jaja

    • Hola Esteban, gracias por indicarnos el error. Es de humanos equivocarse (menos en tu caso, por lo que parece). Y sí, me he preguntado si es indispensable, y definitivamente lo es. Saludos.