Empresa

Carlos Clerencia abandona la dirección de Intel en España

Carlos Clerencia, despedido de la dirección de Intel en España

Hoy se ha dado a conocer que Carlos Clerencia, máximo responsable al frente de la dirección española de Intel, lleva desde el pasado 31 de diciembre fuera de la compañía y por el momento no hay sustituto local a la vista.

Cambios organizativos en las entrañas de Intel. El veterano Carlos Clerencia, tras veinte años en la compañía y máximo ejecutivo de la filial española desde octubre de 2016, ha sido despedido de la dirección de Intel en España el pasado día 31 de diciembre, pese a que la noticia se ha dado a conocer en el día de hoy.

Las causas de la salida de Carlos Clerencia de la división española del mayor fabricante de procesadores y segundo proveedor de semiconductores del mundo obedecen a un proceso de reestructuración a escala global que Intel está acometiendo en sus equipos de ventas y marketing. Aunque los primeros datos obtenidos por los medios de comunicación apuntaban a que la reestructuración solamente se circunscribía a Iberia, afecta a todos los países de la multinacional y se habría iniciado ya en octubre de 2017. 

Las fuentes de Intel han aclarado al diario El Mundo que por el momento, el puesto no se está cubriendo localmente, por lo que en estos momentos no habría sustituto para Carlos Clerencia al frente de la filial española, y la dirección de Intel en nuestro país se encuentra, en la actualidad, vacía.

Confirmado: los parches de Intel para ‘Spectre’ y ‘Meltdown’ ralentizan un 6% las CPU

En un lapso de diez o quince días la empresa planea realizar declaraciones oficiales sobre el proceso de reestructuración en un desayuno informativo. Desde Intel han querido aclarar que la salida de este veterano profesional no está en absoluto relacionada con el incidente que salpica a Intel en los últimos tiempos: se trata de las vulnerabilidades Spectre y Meltdown que afectan a todas las CPUs fabricadas por la multinacional en la última década.

Brian Krzanich, CEO de Intel, ya era conocedor de este escándalo, el cual afecta al rendimiento de prácticamente todos los procesadores del mercado. El ejecutivo vendió la mitad de sus acciones, con un valor de 24 millones de dólares, seis meses más tarde de que Google informara a la compañía del fallo en los chips del procesador de Intel.

Por el momento, la compañía lanzará a lo largo de esta semana parches para el 90% de los chips de octava generación afectados por el fallo. Esta actualización generará una merma en el rendimiento de los procesadores, que se verán ralentizados un 6% según las estimaciones llevadas a cabo por Intel. Si quieres saber si el tuyo está afectado, pulsa en el siguiente enlace.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.