Educación

La pizza, ¿patrimonio cultural inmaterial de la humanidad?

Escrito por Marcos Merino

Entre el 4 y el 8 de diciembre, la UNESCO se reúne en Corea del Sur y tendrá que decidir si acepta la candidatura presentada por Italia.

En unos días, la UNESCO tendrá que votar para decidir si acepta a la pizza italiana en su lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, la misma en la que España ya logró inscribir las Fallas, el flamenco o los castells, por ejemplo, y en la que comparte con otros 6 países (incluyendo la propia Italia) la ‘autoría’ de la dieta mediterránea. De conseguir este reconocimiento, Italia reforzaría su papel en las listas de la UNESCO, donde ya es el país con más ejemplos de patrimonio material (esto es, monumental y natural) reconocidos por este organismo de la ONU, por delante de China y España.

Para la UNESCO, “patrimonio cultural inmaterial” se refiere a toda clase de “prácticas, representaciones, expresiones, conocimientos y habilidades – así como los instrumentos, los objetos y artefactos, los espacios culturales asociados con los mismos” que las comunidades humanas reconocen como parte de su legado cultural, transmitiéndolos de generación en generación.

El país transalpino, que presentó la candidatura de la pizza hace ya más de un año, tiene en este producto uno de sus mejores embajadores por todos los rincones del globo: según el libro “La pizza es alta cocina” de Jesús Marquina, el 20% de los restaurantes del mundo son pizzerías (que venden nada menos que 158 pizzas cada segundo), siendo Estados Unidos el país que cuenta con un mayor número de estos establecimientos (y en el que el peso de la comunidad italoamericana hizo mucho por popularizar este plato creado en Nápoles hace ya 5 siglos).

La comisión italiana para la UNESCO aceptó esta candidatura por unanimidad, movida no sólo por su valor culinario, sino también por su “función de rescate social, como elemento de identidad de un pueblo, no sólo de los napolitanos, sino de toda Italia”: en el país existen aproximadamente 63.000 pizzerías que dan trabajo a más de 150.0000 personas y generan un beneficio de 10.000 millones de euros cada año.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.